El violonchelista de Sarajevo. Steven Galloway.

El violonchelista de Sarajevo. Steven Galloway.

Baja con su violonchelo y un taburete por la estrecha escalera y sale a la calle desierta. La guerra sigue desatada a su alrededor y él se sienta en el pequeño cráter que la bomba ha abierto en el lugar de impacto. Toca el Adagio de Albinoni. Lo hará a diario durante veintidos días, un día por cada persona asesinada. O, cuanto menos, lo intentará. No está seguro de que vaya a sobrevivir. No está seguro de que le queden suficientes adagios.

Imagen:Modigliani.

https://www.facebook.com/pages/La-Página-de-De-libros-se-trata

Deja un comentario