Revuelto de trastos: los chupa-chups espaciales, la navaja suiza para cocteleros y la almohada chicle

Por: Mikel López Iturriaga

Como una versión bastante adelantada de los turrones El Almendro en Navidad, el revuelto de trastos vuelve en septiembre lleno de artefactos y fruslerías más o menos útiles que te ayudarán a acabar definitivamente con tu maltrecha economía postvacacional. De nada, y que lo disfrutes.

CHUPA CHUPS DEL SISTEMA SOLAR

No se me ocurre mejor manera de enseñarle el sistema solar a un niño (o actualizarle la información a un adulto, que con el mareo de planetas que llevan últimamente yo ya no me aclaro) que estos bonitísimos chupa chups de Vintage Confections. Se puede escoger entre cinco sabores diferentes como guaba, cereza o algodón de azúcar y van envasados individualmente en un plastiquillo transparente para no perderse detalle. El resto de la tienda también es para tenerlo muy en cuenta: tienen hasta caramelos steampunk. Cuestan 8,19 euros en Etsy.

Il_fullxfull.428695079_rqt0

 

 

ACUARIO/JARDÍN AUTOLIMPIABLE

Es un acuario, es un jardín de plantas aromáticas y además es un bonito objeto de decoración para la cocina. Este ecosistema de Back to the Roots -financiado gracias a Kickstarter– funciona así: los restos de la comida y las cacotas del pececillo (por si alguien se escandaliza, le recuerdo que las verduras y frutales también se suelen abonar con eso) alimentan las plantas, que a su vez ayudan en el proceso de limpiar el agua. El kit lleva todo lo que necesitas para empezar menos el pez (detalle tranquilizador, porque teniendo en cuenta que es un producto fabricado en California el pobre Betta podía llegar un poco perjudicado). Cuesta 59,99 dólares en ThinkGeekF40a_aquaponics_fish_garden

 

 

RALLADOR DE MANTEQUILLA 

Me encantaría daros un montón de información sobre este cacharro, pero el malvadoProfesor Doofeshmirtz utilizó conmigo su Desjaponesinator y no recuerdo absolutamente nada de mi japonés, que era tan fluido como el inglés de Ana Botella. Pero claro, eso no impide compartirlo con vosotros, por chiflante, superfluo y absurdo. Fijaros que bien os irá cuando queráis aliñar con mantequillaza una tostada con tomate y aguacate como la de la foto… Se vende por unos 19 euros en Metex.

Rallador

 

 

MENAJE BIODEGRADABLE

Los cubiertos del diseñador Qiyun Deng me recuerdan a esos aperitivos tan de moda en los ochenta en los que rellenaban apio con queso azul y dátiles, pero en versión estilosa y definitivamente más apetitosa. Inspirados en vegetales como el mismo apio, el puerro, la zanahoria o la alcachofa (y, en el caso de los boles y copas, en la naranja y el limón) son totalmente biodegradables, aunque no se me pasaría por la cabeza tirarlos. De momento son solo un prototipo que diseñó para su proyecto final en la Escuela de Arte de Lausanne, pero todo se andará.

G0

Graft-4

 

 

NAVAJA SUIZA PARA COCTELEROS

Porque tener en casa una barra como la del Dry Martini es imposible (aunque ya nos gustaría), una opción más portátil y práctica puede resultar útil para cuando se sucumbe al arrebato coctelero. Y ahí está el Bar10der, una especie de navaja suiza de la coctelería que pica, exprime, hace diferentes tipos de cortes, descorcha, mide y abre botellas en seis colores diferentes. La decisión de usarlo para el bien o para el mal la tomas tú. Cuesta 39 euros en Yo Quiero Uno De Esos.

Product

 

ALMOHADA CHICLE

Los chicles de antes, con ese azúcar destruye-dientes que se notaba cuando los masticabas y ese tamaño capaz de hacer que tus mandíbulas tuvieran agujetas, eran más satisfactorios que los de ahora. Pero como no he sido capaz de encontrar a ese dentista de cada diez que los recomendaba, los he dejado y me he pasado a la versión almohada. Es grande, blandita, fácil de lavar y cuesta 24,99 dólares en Amazon.

6a00d8341bfb1653ef019aff447cac970c-550wi-1

LAMINADOR DE VERDURAS

¿Harto de no poder afilar tus zanahorias? El sacapuntas Karoto es el fin de tus problemas, puesto que está diseñado para esta tarea. Bueno, para esta y para otra un poco menos perturbada: laminar verduras para ensaladas o decoraciones churriguerescas. En teoría vale para zanahorias, pepinos, calabacines y cualquier clase de hortaliza fálica. Cuesta unos 12 euros en Lakeland.

44050_1

KIT PARA HACER GINEBRA

No, no se trata de montar un alambique y ponerse a destilar alcohol como si estuvieras en un capítulo de Broadwalk Empire. Este kit vale más bien para transformar cualquier vodka vulgaris en ginebra. ¿Que te lo puedes montar en plan casero con un colador y un embudo? Pues también, pero el pack incluye el enebro y la mezcla de especias y botánicos adecuada para que no te salga un bebedizo, y las botellitas tienen su rollo. Cuesta unos 37 euros en HomeMadeGin.

Main_1

TARTERAS DE CATH KIDSTON

Tanto las tarteras como el resto de la colección de vasos, boles, platos, tazas y hasta servilletas de papel de Cath Kidston son el sueño húmero de cualquier aficionado/a a Pinterest, malenis y gente sencilla a la que le gustan las florespero también los trenes antiguos y las tazas de vaqueros. La elección de las tarteras -que cuestan 10 libras en la web de la firma- tiene que ver con quitarle un poco de drama a la gris existencia otoñal.

376792_R

COMPACTADOR EN CUBOS

Como dirían los amigos del 15-M, a este invento lo llaman Rice Cube, y no lo es. Porque además de compactar arroz en forma de cubo para hacer makis o nigiris diferentes sin necesidad de procesar el arroz durante horas lavándolo, puede hacer lo mismo con muchos otros granos (o polenta, puré de patata espeso, mazapán y muchas cosas más). Con un poco imaginación puede servir para muchas cosas, y como veo difícil que nadie se haga daño con él intuyo que es un buen compañero de los niños en la cocina. Lo podéis comprar en Cooking (The Kitchen Company) por 15 euros o, si estáis esparcidos por el mundo, en cualquiera de las tiendas analógicas que indican en su web.

Deja un comentario