O hacemos como Islandia o nos vamos al carajo

O hacemos como Islandia o nos vamos al carajo

Ahora está todo tan estropeado que hay poco que hacer. Habría que empezar por remodelar la política del Gobierno y renunciar a todas esas cosas que no sirven para nada. Yo no soy economista ni política, sólo veo el desastre al que nos han llevado las decisiones que se han tomado para querer ser como otros grandes países de Europa. De repente, nos ha estallado una burbuja en las manos y lo y lo único que sabemos hacer es obedecer a la señora Merkel, cuyo único objetivo es recuperar el dinero que los bancos alemanes prestaron a los bancos españoles. Esto es algo que se olvida, pero es la base de lo que nos está ocurriendo. Fueron las entidades alemanas las que patrocinaron el pujante mercado inmobiliario del sur de Europa. Cuando las cosas iban bien, ellos cobraban sus brutales intereses y no pasaba nada. Cuando han ido mal apareció la canciller teutona para convencer a los gobiernos de que convirtieran la deuda privada en deuda pública y ahora son los ciudadanos los que tienen que pagar.O hacemos como Islandia, que desobedeció a la Unión Europea, o estamos condenados a la pobreza y la miseria.

 

Rosa Regàs Pagés
Escritora.
Rosa fue Directora General de la Biblioteca Nacional de España (2004-2007).

Deja un comentario