Las mejores frases de Tony Soprano, el personaje más recordado de James Gandolfini

James Gandolfini, protagonista de la aclamada Los Soprano, ha muerto a los 51 años a causa de un infarto. El actor se encontraba en Italia, donde iba a participar en los próximos días en un festival de cine. ¿Por qué Los Soprano es la mejor serie?

 Las mejores frases de Tony Soprano, el personaje más recordado de James Gandolfini

Gandolfini interpretó a Tony Soprano, protagonista de la serie Los Soprano, un personaje que dejó numerosas frases míticas que hoy se recuerdan. Estas son algunas de ellas:

– “No pagaré, sé demasiado sobre extorsión”.

– “Sólo jodemos al que merece ser jodido”.

– “Me da igual que me tengan miedo. ¡Dirijo un negocio, no un puto concurso de popularidad!”

– “El cunnilingus y la psiquiatría nos han llevado a esto”

-“La próxima vez no habrá próxima vez”.

– “¿Te acuerdas de la historia que me contaste sobre el padre toro hablando con su hijo? Desde lo alto de una colina miran a un grupo de vacas y el hijo mira al padre y le dice: ‘¿Por qué no bajamos corriendo y nos follamos a una?’. ¿Te acuerdas de lo que el padre contesta? El padre contesta: ‘¿Por qué no bajamos andando y nos las follamos a todas?'”.

– “No esperes felicidad. Tus amigos te traicionarán y nadie recordará tu nombre. Morirás en tus propios brazos”

– “¿Que estoy detenido? De acuerdo. La última vez tardé tan poco en salir que mi sopa todavía estaba caliente cuando llegué a casa”.

– “No se caga donde se come. Y mucho menos se caga donde como yo”.

– “Es curioso, mi mamá siempre mencionaba a un tío que era retrasado mental pero siempre había pensado que se refería a ti”.

– “Piénsalo: ¿como iba a inventar gente que come con palillos algo para lo que necesitas tenedor?”

– “¿Por qué de entre todos los curas del mundo me tuvo que tocar el que es heterosexual?”

– “Hasta un reloj roto da bien la hora dos veces al día”

– “Recordar es la forma más baja de conversar”

– “Lárgate antes de que meta tu libro de citas por tu gordo culo”.

http://ecoteuve.eleconomista.es

Deja un comentario