Las ruinas del Bernabéu

Las ruinas del Bernabéu

Ninguna escena explica mejor la ruinosa eliminación de Real Madrid que la imagen de Nuri Sahin calentado en la banda del Bernabéu. Uno de tantos jugadores que el poder económico arrebató por capricho. Sahin triunfaba hace dos años en este Borussia, pero cuando fue elegido mejor futbolista de la Bundesliga llegó el cheque y al día siguiente amaneció en Madrid. El joven turco nunca contó para Mourinho y su prometedora carrera entró en depresión. No volvió a ser el mismo, regresó cedido al Borussia, un equipo construido de jóvenes, retazos de otros clubes y un fantástico entrenador. El ejemplo sirve para entender la catástrofe que el Madrid ha causado en el mercado. Su futbol roza escandalosos niveles de inflación. De aquel proyecto de 650 millones que inicio con las faraónicas presentaciones de Kaká, Cristiano y Benzemá queda el raquítico saldo de una Copa y una Liga. Por donde se le quiera ver la victoria del Borussia sobre el Madrid es aleccionadora, representa el regreso del sentido común al futbol europeo en épocas donde el euro se cuartea. A punto estuvo de suceder lo contrario, un buen Madrid con un mal Cristiano encontró muy tarde los goles que debieron caer temprano. Fue un partido sobre todo de grandes arqueros, Weidenfeller y Diego López contribuyeron al maravilloso drama en que se convirtió el juego dentro de un estadio colosal que por momentos, parecía reducido por una apasionante hinchada alemana. Pocos clubes en el mundo disfrutan de una relación tan estrecha entre público y jugadores. La del Dortmund fue homenajeada ayer en pleno campo cuando sus futbolistas acompañaron a los 8 mil fanáticos hasta que la policía les permitió abandonar su tribuna. Un gesto que demuestra la cultura de este club.

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo/http://www.milenio.com

Deja un comentario