EN EL FIN DEL UNIVERSO

EN EL FIN DEL UNIVERSO

El hombre creyó que era hombre, y se olvidó de su origen.
Creyó que las selvas eran ciudades, y construyo edificios.
Que los bosques eran asfalto, y construyo tiendas
Que los ríos eran de petróleo, y construyo trenes y aviones.
Que los volcanes eran rascacielos, y construyo escaleras eléctricas.
Creyó que las mañanas eran para el trabajo, y transformo su tiempo.,
Que los relojes de arena eran para medir, y se los vendió a los viejos.
Que las tardes eran de ocio y las noches de relajo,
Y se fue convirtiendo en enemigo del silencio.
El hombre creyó que la mujer era de carne y hueso solamente.
Y la quiso producir en serie, sacándose una costilla.
Creyó que las almas se venden y que los cuerpos se siembran.
Y derramo su sangre en los campos de batalla, y le elevo monumentos,
A su Dioses inventados, y a sus deidades malsanas.
Creyó que odiar era virtud, y que amar era un consuelo.
Y amo con todo su cuerpo, y odio con todo su alma…
Creyó el hombre que era hombre, y que los hombres son blancos,
Y los esclavos son negros.
Creyó que estaba sentado en el fin del universo, y se pensó menos tonto…
Porque jugaba a ser bueno.

Fuente: http://www.facebook.com/HorizonteEnVersoYProsa

Deja un comentario