El hombre mediocre de Josè Ingenieros (Fragmento)

El hombre mediocre de Josè Ingenieros (Fragmento)

Psicología de los envidiosos:

El envidioso pertenece a una especie moral mezquina, digna de compasión o de desprecio. Sin coraje para ser asesino se resigna a ser vil. Rebaja a los otros, desesperando de la propia elevación. El envidioso pasivo es solemne y sentencioso, el activo es un escorpión atrabiliario. Nunca sabe reír de risa inteligente y sana, su mueca es falsa. El pasivo es serio, le atormenta la alegría de los satisfechos. Lo que es para nosotros causa de felicidad, puede ser causa de envidia. El concepto de envidia se confunde con el de admiración, ya que ambas provienen de la misma fuente. Sólo que la admiración nace del

fuerte y la envidia del subalterno. Envidiar es una forma aberrante de rendir homenaje a la superioridad.

El castigo de los envidiosos estaría en cubrirlos de favores, para hacerles sentir que su envidia es recibida como un homenaje y no como un estiletazo. El envidioso es la única victima de su propio veneno. La mayor satisfacción del hombre excelente es provocar la envidia, estimulándola con los propios meritos, acosándola con nuevas virtudes, para tener dicha de escuchar sus plegarias.

 Posted in Bailando con lobos

leer màs aquì: http://www.malditoinsolente.com/index.php/la-mente-del-lobo-2/bailando-con-lobos/926-el-hombre-mediocre-de-jose-ingenieros

Deja un comentario