Se aceptan apuestas

Se aceptan apuestas

En pocos días Messi ganará su cuarto Balón de Oro, una marca que hará estallar a todos sus detractores y entonces solo quedará la infantil discusión del Mundial para considerarlo superior a Pelé y Maradona. Volverá a ser el año del Barsa, Liga y Champions con un estupendo Vilanova y enfrente, un coloso que le peleará el título hasta el último minuto, la Juventus se queda a un paso de recuperar el prestigio delCalcio, pero los italianos cobran revancha en la Confederaciones, donde ahora si vencen a España. Brasil defrauda, no le alcanza y siembra el terror en Maracaná a un año del Mundial. México, sin embargo, deja una gran sensación, juega un campeonato estupendo, con un estilo muy reconocible aprieta a los grandes. De la Torre conduce una Selección Nacional que llega al sorteo del Mundial como esos equipos a los que nadie quiere ver. Cae en el grupo de Alemania y el campeón de África, pero no hay duda, México tiene un cuadro competitivo internacionalmente. La Copa Confederaciones confirma también a Javier Hernández como un futbolista hecho para situaciones límite, un pura sangre que meses antes es clave en la eliminación del Real Madrid. El United con gol de Chicharito precipita la salida de Mourinho, el partido de vuelta por los octavos en Old Trafford resulta otro despropósito del portugués, su equipo pierde la ventaja conseguida en el Bernabéu y así acaba la historia de Mourinho en el Madrid, Cristiano también se va. Sepultado por los cuatro balones de oro de Messi no encuentra consuelo en la misma liga y decide volver a Inglaterra donde era feliz. Localmente, América consigue un campeonato, Cruz Azul el otro, Chivas encuentra el rumbo y Pumas con su extraña directiva tiene un 2013 para olvidar.

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo/mileniodiario

Deja un comentario