Preocupación

Preocupación

—No se preocupe. Todo saldrá bien—dijo el verdugo.

—Eso es lo que me preocupa—respondió el condenado a muerte.

Orlando Enrique van Bredam

http://www.uncuentoaldia.es/

Deja un comentario