Optimismo sobre la crisis fuera de España

Por: Juan Arias

Si tuviésemos que creer a lo que de la crisis se ha hablado en la VI Cumbre Brasil Unión Europea, que acaba de celebrarse en Brasilia,  así como lo que se está diciendo en el Foro Económico Mundial de Davos, tendríamos todos los motivos para ser optimistas. Fuera de España no piensan como nosotros.

VI Cumbre Brasil-Unión Europea
Hasta la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, ha afirmado después de su encuentro con con el presidente de la Comisión Europea, Durão Barroso y con el Presidente del Consejo Europeo, Herman  Van Rompuy, que “lo peor de la crisis europea ya ha pasado”.

Según la mandataria brasileña “las perspectivas de la evolución de la situación económica de la Unión Europea indican que lo peor de la crisis ya ha quedado atrás”. Más aún, “el escenario ya presenta una mejora para este 2013”, subrayó Dilma.

Rumpuy mostró optimismo ante la presidenta brasileña. Según él la zona del euro “no está ya amenazada de extinción”. Lo que ahora se discute, le dijo, es “cómo acelerar la recuperación de las economías”.

Dilma destacó también las negociaciones en curso para un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea al mismo tiempo que recordó que Brasil es el cuarto destino de las inversiones de la Unión Europea.

En el mismo tono de optimismo sobre la crisis europea se están manifestando en el Foro Económico de Davos los gurús de la economía mundial.

Hasta el punto que como escribe desde allí, el analista político y académico de la lengua, el brasileño, Merval Pereira, en uno de los muchos paneles sobre la situación europea la palabra “crisis” sólo apareció después de media hora de debate. Más aún, incluso dicha palabra “crisis” fue usada en Davos de forma positiva.

Se subrayó, en efecto, que mientras hace sólo un año la pregunta era si el euro resistiría a la crisis, eso ya ni se discute y lo que ya se está diciendo es “si Europa va a crecer” y en qué medida.

Según Pereira, en Davos “se respira una convicción generalizada de que las reformas van a llevar a Europa a un  nuevo nivel de competitividad”.

¿Nos debemos creeer ese optimismo que rezuman tanto la Unión Europea, por lo menos cuando sus líderes hablan de puertas a fuera y también el que se respira en Davos y que ha contagiado hasta a la presidenta brasileña?

Si ellos, los grandes, los que saben, los responsables de nuestro destino, lo afirman tan categóricamente, deberiamos dormir tranquilos.

¿O no?

 

Fila de españoles en busca de empleoFila de españoles en busca de empleo.

http://blogs.elpais.com/vientos-de-brasil

Deja un comentario