¡Ojo! hoy es martes y trece!

Por: Juan Arias |

Como si ya los augurios para el año que inicia no fueran lo suficientemente catastróficos, el año comienza en martes y con un trece, el del 2013.

Martes y trece (3)Sin embargo, como en la vida, o como en los espejos, todo tiene dos caras. O si preferimos, las cosas son o existen según la forma con las que las miramos.

Los que sufren del síndrome detriscaidecafobía, es decir, del miedo al número trece, lo van a pasar mal. La leyenda ha cargado de significados negativos tanto al martes como al número 13. Juntos, como en este inicio de año, resulta, si cabe, más explosivo.

Hay quién asegura que toda leyenda lleva en su íntimo una parcela de verdad real o imaginaria. Desde que el hombre es hombre, es perseguido por el mito, el miedo y la superstición.

Así ha pasado con el martes y el 13. El segundo día de la semana hace referencias a Marte, dios de la guerra, de la violencia y de la sangre. En la Edad Media, el martes representaba el maleficio. De ahí el consejo popular de no viajar ni casarse en martes.

Y el número 13 está también cargado de simbologías siniestras, ya desde la antigüedad. En el Códice Hammurabi se omite este número en su lista. Entre los mayas, el 13 simboliza las 13 fases lunares y está cargado de sacralidad.
Parece que la aversión nace de que en la Última Cena eran 13, donde Judas, el traidor era el 13.

En la Apocalipsis aparecen 13 anticristos. De ahí que el 13 haya acabado siendo maldito en muchos lugares, entre ellos España y América Latina, aunque también en Francia, donde no se usa ese número en la dirección de correos y donde existe hasta la profesión del convidado al que se le paga para que rompa al número trece en banquetes, fiestas y reuniones.

Tampoco existe el 13 en la Fórmula Uno, ni en muchos hoteles, ni la fila 13 en muchos aviones.

Esa es la cara negativa del martes y trece. Y, sin embargo, existe la otra cara, la que suelen ver las personas, que al revés, piensan que el martes y trece dan suerte y dejan para esa fecha decisiones importantes o juegan el 13 a la lotería.

Martes y trece (2)
En el tarot la carta 13 representa a la muerte, pero también el nacimiento,
 en el ciclo vital de la existencia. Es el cambio.

En la astrología el 13 equivale a 1+3+= 4. Y el 4 es el número de la economía, por ejemplo.

Y el 2013, en la astrología es igual a 6 (2+1+3= 6) y el número 6 representa el trabajo en grupo, la ayuda a los demás y este es el Año Universal y positivo.

Respetemos, pues, en este comienzo del 2013 a los triscaidecafóbicos y pidamos que no sufran demasiado, y a los que nos cuesta creer en estas leyendas, leamos este 2013 bajo el prisma de la renovación, siguiendo la etimología china de la palabra crisis que puede significar también “posibilidad”.

Sigamos las huellas del tarot que indica al número 13 como símbolo de muerte, pero también de resurrección, de cambios importantes en nuestra vida.

Y apostemos sobretodo, por la cara positiva de este martes y trece, con la esperanza, por dura que sea frente a la realidad que nos toca vivir, que la crisis que nos agobia se convierta en una nueva oportunidad de construir una Unión Europea más sólida; una democracia más real; una sociedad menos corrupta y una mayor justicia en los aprietos que quizás nos toque aún vivir bajo los zarpazos de una crisis que nos han colocado sobre nuestras espaldas aquellos a los que nunca les rozan siquiera, ya que ellos son los señores del poder.

A todos los lectores, pues,

¡FELICÍSIMO MARTES Y TRECE! contra todos los profetas de desventuras.

El roto (8)El Roto

 

http://blogs.elpais.com/vientos-de-brasil

Deja un comentario