Gracias a los lectores

Por: Juan Arias | 04 de enero de 2013

Gracias a los lectores

No, no es una despedida. Al revés. Deseo agradecer a los lectores el casi un millón de visitas hechas a este blog en el 2012, así como los miles de comentarios que, aseguro, leí todos cada día, con respeto y atención.

Mi satisfacción es que he podido observar que en este blog es leído tanto por intelectuales y catedráticos como por gentes sencillas. Como dije en el primer post el blog pretende, fundamentalmente, llevar a los lectores los “Vientos de Brasil”, los benéficos y los que lo son menos, a través no sólo del análisis de la política sino también de la vida y las costumbres de los brasileños, un país hoy en auge en la geopolítica mundial, a pesar de sus aún muchas lagunas en el campo social y económico.

Brasil es un país democrático en el que ponen sus ojos hasta muchos países hermanos de América Latina, de los que tampoco puede desinterarse este blog que ha recibido, en efecto,  este año,  comentarios de casi todos los países latinoamericanos.

A un país se le conoce no sólo a través de sus políticos, sino también y sobretodo de sus gentes. Es curioso, por ejemplo, que uno de los posts de este blog que quizás tuvo más visitas en absoluto fue la creación en Sâo Paulo de un hospital para dar asistencia gratuita a los animales de estimación de las familias pobres.

He procurado escuchar las peticiones de los lectores aunque no siempre es posible, ya que los intereses de los mismos son muy variados. Y he anulado, de los miles de comentarios, sólo una media docena de ellos, no porque fueran críticos con los temas del blog, sino porque deseaban usarlo para proferir blasfemias o insultar soézmente a otros comentaristas o a este bloguero.

El blog es un instrumento nuevo de las modernas tecnologías. Está a mitad entre la información y el análisis. Y es algo personal, casi un diario del bloguero. Confieso que muchos de los temas me los brinda no solo la información sino mis mismas reflexiones personales. A veces en mis dos horas de paseo diarias, algo que veo, alguna persona que se me cruza, alguna idea que me llega volando como una gaviota, me ofrecen el tema para el blog.

Un blog no tiene pretensiones especiales ni suple la información del periódico, como a veces dan a entender algunos lectores. El periódico exige incluso otras técnicas de redacción que debe seguir las normas del periodismo  que responde a las cinco preguntas clásicas sobre una noticia (quién, cuando, donde, cómo y por qué). El blog es algo más familiar, diría, más desenfadado, que responde a la idiosincrasia del bloguero y hasta más libre en el lenguaje.

A veces pienso en ese casi millón de visitas que ha recibido este blog,  que en el noventa y nueve, coma noventa y nueve por ciento han sido anónimas pero que acaban a veces  convirtiéndose hasta en amigos lejanos y queridos, aunque como los amigos verdaderos puedan ser severos y duros en sus juicios, que es lo que engrandece el debate y el diálogo cuando pretende discutir ideas y no imponerlas.

Este blog, seguirá, pues en este año con su misma linea plural, laica, pero respetuoso y atento a la dinámica religiosa que es una dimensión indispensable del ser humano que aún no ha sido capaz de descifrar el misterio de la muerte y del más allá, si existe.

Y en esa dimensión religiosa coloco también al ateísmo que es otra forma diferente de creer. Y escribiendo de Brasil y sobre Brasil- y pido perdón a los que se no les guste que aborde estos temas- es imposible prescindir de la dimensión religiosa que lo impregna todo en la vida social, política, cultural y humana de sus gentes.

Roberto-DaMatta (2)El mayor sociólogo vivo de este país, Roberto DaMatta en su columna del miércoles en el diario O Globo, titulado “Feliz 2013” abordó este tema. Cuenta que un amigo suyo ateo fue enterrado por los suyos con rito religioso. “Vivió como quiso, pero quisieron que muriera como brasileño”. Y explica que aunque su amigo se consideraba ateo, sus amigos y familias nunca se lo creían, pensaban que era una broma, ya que no se es brasileño sin creer en algo, en lo que sea.

Recuerda también, DaMatta, autor de libros fundamentales para entender la idiosincrasia del pueblo brasileño, que un colega suyo, doctor por la Universidad de París que se consideraba católico, tenía en su casa un altar dedicado a Buda ante el que meditaba cada día además de practicar el candomblé.

He contado todo esto para que los que conocen menos a Brasil, no se extrañen que al hablar de este país, me sea imposible prescindir de su dimensión sagrada, una mezcla de sus raíces indígenas y africanas cruzadas con el cristianismo, heredado de los colonizadores portugueses, así como de las influencias religiosas de los más de cien pueblos diferentes que vinieron a cruzar su sangre a través de los siglos con los brasileños. Hoy, ellos, son una maravillosa amalgama de tantas cosas, en su físico, en su cultura y en su alma.

Roberto DaMattaPor fin, recordar, que aunque este blog se interesa fundamentalmente de Brasileso no empece el que puedan en él tratarse otros temas. Todo está al final relacionado con todo en la vida. Y el hecho de escribir desde Brasil hace que todo lo que escribo lleve el aire, las sensaciones, el color y el aroma de este país y de sus gentes de las que es difícil no dejarse amar.

De nuevo, gracias a todos los que entran en este blog para disfrutar o irritarse con él. Ambas actitudes son, al final, señal de interés por lo que aquí se trata y se discute.

http://blogs.elpais.com/vientos-de-brasil

Deja un comentario