Los detalles pictóricos. Paul Klee

Atardecer de Paul klee

En la obra de Paul Klee destaca una sensibilidad muy culta e intelectual.

Con una imaginación que recuerda la infancia y una técnica gráfica muy estudiada elabora sus mundos y paisajes entre surrealistas y abstractos.

 

Composición de Paul Klee

¿Qué pinta Klee?

Pinta mundos que tienen sus propias leyes naturales, donde se desarrolla una existencia paralela donde la imaginación hace posible la convivencia de los elementos. Otras veces estos mundos contienen personajes creados con magia y simbolismo. La vida discurre por si misma dentro de la obra. Sorprendidos por nuestra mirada, sus personajes no se detendrán y continuarán su misteriosa vida intentando mantener el espacio que en la obra el artista les otorgó.

Las formas y los colores juegan a componer la diversidad bilógica de esta naturaleza imaginada. La luz y la armonía que genera son sin duda los que goviernan este universo de colores y líneas.

Elementos imprescindibles del Estilo pictórico de Klee

Estos son los elementos gráficos más importantes desde mi punto de vista:

  1. Los detalles de sus mundos creados. Producen un fuerte deseo de acercarse y verlos más de cerca. Estos detalles le dan vida y credibilidad a un mundo pictórico que parece que tiene vida propia y en movimiento. No solo son horas de trabajo delicado, estos detalles son pruebas de una sensibilidad profunda por las cosas pequeñas.

  2. Fusión y armonía los de colores. Radiaciones y gamas cromáticas completas.

  3. La línea como dibujo, creadora de formas, textura y elemento gráfico expresivo por si mismo.

  4. Los tonos y la degradación. Elementos muy estudiados en función del conjunto.

  5. La dimensión espacial y las proporciones. La negación de la profundidad permite la integración y la sensación mágica.

Obras de Paul Klee:

Composición 2 de Paul Klee Composición de Paul Klee

En el margen de Paul Klee Perversitaten de Paul Klee

Cabeza de Paul Klee Senecio de Paul Klee

http://www.pinturayartistas.com/metropolis-creadas-por-paul-klee

Deja un comentario