Charly

Charly

Como un zombie, Charly cruzaba la ciudad, pálido, indefenso, flaco como una rama de sauce llorón, es verano y tiembla , escalofríos de un tipo enfermo; en su mente blanca, solo un objetivo, darle un poco de colorido a su cerebro muerto aunque sea por unas horas. LLéga por fin a unos mugrosos escalones de un mugroso lugar, la antesala del cielo, espera y espera,  pueden pasar horas o tan solo unos minutos, un segundo es eterno………….por fin llega  “El Javilón”, Dios………con un cuartito de caballo podrá pasar la noche….mañana será otro día.

El Perro Morao

Deja un comentario