El drama de una China sin agua

Por: Juan Arias

“La escasez de agua en China causará más conflictos que el comunismo”, y esa falta de agua “amenaza la sobrevivencia de la población china”, ha afirmado en un informe escalofriante de cerca de 20.000 palabras, Norman Gall, director del Instituto de Economía Mundial, Fernand Braudel, con sede en São Paulo.

Falta agua en China

Falta de agua en China

Gall ha pasado seis semanas en China estudiando el drama de la falta de agua de un país que posee el 19% de la población mundial y apenas el 6% del agua potable del Planeta.

Brasil con una población seis veces menor cuenta con el 12% del agua potable de la Tierra concentrada principalmente en la selva amazónica.

No sólo la escasez de agua en China, la segundo mayor economía del mundo, después de los Estados Unidos y que pronto podría ser la primera, amenaza a aquella gigantesca población de 1.340 millones, sino que, a causa de las aguas contaminadas, el cáncer es la enfermedad que más mata en aquella región.

En efecto, desde 1990, de cada cinco muertes en China, una está producida por cáncer. A lo largo del Gran Canal, existen las llamadas “villas del cáncer”. Según Lee Liu, geógrafo, de la Universidad Central de Mossouri, “la contaminación de las aguas por la industria es la principal causa de cáncer en China”, sobretodo cáncer de hígado y estómago.

En comparación con la media mundial, los agricultores chinos son, por ejemplo, cinco veces más propensos a morir de cáncer de hígado y dos veces más de cáncer de estómago.

Si a esa falta de agua que es ya hoy dramática, se añade que se calcula que en los próximos 20 años, la población de China aumentará de 300 millones, se llega a la conclusión a la que ha llegado Zhu Zhongjun, analista político de la Academia China de Ciencias Sociales cuando afirma que el modelo de crecimiento chino es ya “insostenible”.

El por qué lo explica con estas palabras: “Porque crea desperdicio de recursos, contaminación pesada, sueldos bajos y además no protege los derechos humanos”

China tiene una tercera parte de las ciudades del mundo que más sufren de falta de agua y cuenta con 16 de las 20 urbes más contaminadas de la Tierra en recursos hídricos.

Todo ese drama, se arrastra, según el informe de Gall, desde la política del Gran Salto al Frente (1958-1961) y de la Revolución Cultural llevada a cabo por Mao (1966-76) que profetizaba que “Con mucha gente, la fuerza es grande”.

El jefe del Partido Comunista Soviético, Nikita Khruschev, recordó como en 1957, Mao explicando la geopolítica del crecimiento de la población de China, le decía : “Cuando los antiimperialistas nos declaren la guerra, podremos perder más de 300 millones de personas. ¿Y qué? La guerra es la guerra. Los años pasarán y vamos a trabajar produciendo más niños que nunca”.

Hoy aquel orgullo de una población gigante que podía permitirse el lujo de sacrificar en una guerra a 300 millones de chinos, se ha convertido  enel gran drama de la falta de agua que aqueja ya a dos tercios de las 669 mayores ciudades del país.

Esa falta de agua que ha llevado a Wang Shuchemg, exministro de Recursos hídricos a afirmar que el desafio actual de China es “luchar por cada gota de agua o morir”, va a obligar a sus dirigentes a tener que buscar en el exterior la comida para esos 1.300 millones de ciudadanos, ya que les será cada vez más difícil poder producirlos en un país sin agua.

Falta agua a China (Brasil)Brasil posee el 12% del agua potable del Planeta

Por el momento, ya el gran favorecido de ese drama chino es Brasil que ha sido llamado por Gall, una fuente de “agua virtual” de China, es decir de alimentos que necesitan agua para poder ser producidos. De ahí que China haya sobrepasado ya en inversiones extranjeras en Brasil a los Estados Unidos.

Brasil ha aumentado su comercio con China en un 50% desde 2006 y se ha multiplicado por diez desde 2002, llegando a 80.000 millones de dólares en 2011. La mitad de la capitalización de mercado en la BM&Fbovespa, el mercado de acciones de São Paulo, está compuesta por empresas altamente compremetidas con China.

Las dificultades que China está encontrado en su industria en su país, hace que cada vez más busquen tierras fuera, por ejemplo en Brasil, donde instalar sus fábricas y crear sus productos Todo ello, más tarde o más temprano, acabará creando en China grandes conflictos en el ámbito de la llamada “futura guerra mundial del agua”, lo que ha llevado al autor del estudio “Agua en China”, hacer la grave afirmación de que los modernos conflictos en China podrán ser mayores que los causados en el pasado por los duros regímenes comunistas que gobernaron a China con mano de hierro.

La solución de ese drama está en manos del revisionista Partido Comunista que ha implantado hoy en el país un capitalismo de Estado.

http://blogs.elpais.com/vientos-de-brasil

Deja un comentario