Darse un buen toque de mota en Lollapalooza

Darse un buen toque de mota en Lollapalooza

Es muy divertido ver durante la mañana del primer viernes de agosto a los adolescentes que caminan por la avenida Michigan de Chicago rumbo al Grand Park. Disfrazados de verano, van felices a la inauguración del Festival de Lollapalooza.

La mayoría son estadunidenses blancos, pero hay un apreciable número de mexicanos asiduos al evento de tres días, que este año recibió a 270 mil personas y ofreció un cartel de 140 grupos, entre ellos Red Hot Chili Peppers, Black Sabath, Florence + The Machine, Franz Ferdinand y Chief Keef.

Según los conocedores, Lollapalooza es el fresa de los grandes festivales de rock. No pocos lo desairan por su disneyficación y ausencia de pecado. Como sea, se fuma mariguana.

El festival coincidió con la entrada en vigor, apenas el sábado, de una ley municipal que da la opción a la policía de Chicago de multar (250 a 500 dólares) en vez de arrestar a quien posea 15 de gramos de mariguana, el triple de la portación permitida en México (allá serían tres carrujos; aquí, uno). El consejo municipal aprobó la ley con una fácil votación de 43 a 3.

Chicago, una de las ciudades de vanguardia del primer mundo, no pierde el tiempo en viciosos debates sobre la legalización de las drogas. El alcalde Rahm Emanuel, ex jefe de gabinete de Barack Obama, dice que ahora los policías se concentrarán en delitos más graves y la ciudad ahorrará un millón de dólares anuales. Solo se arrestará a menores de 17 años, a quienes no puedan identificarse o fumen cerca de una escuela o dentro de un parque.

Por cierto, uno de los grupos más exitosos el viernes en Lollapalooza fue The War on Drugs. Una banda de indie rock.

Ciro Gómez Leyva/mileniodiario

Deja un comentario