Bill Gates busca en Seattle el inodoro del futuro

Ninguna innovación tecnológica ha salvado tantas vidas en dos siglos, según el filántropo

Bill Gates busca en Seattle el inodoro del futuro

Periodistas observando uno de los inodoros expuestos EFE

Marc Bassets | Washington

Bill Gates siempre ha creído que la tecnología hace avanzar a la humanidad. Lo creía cuando lideraba Microsoft, el gigante informático, y también ahora, al frente de la Bill and Melinda Gates Foundation, la mayor organización filantrópica privada, con una dotación superior a los 33.000 millones de dólares (unos 26.685 millones de euros).

Mejorar el mundo pasa para reiventar el retrete, según Gates. Esta semana, en su ciudad, Seattle, ha organizado “una de las ferias más raras a las que jamás haya asistido”, en sus propias palabras. Una feria que presenta prototipos de retretes más limpios y baratos.

Según la Melinda and Bill Gates Foundation, en los últimos dos siglos ninguna innovación tecnológica ha salvado tantas vidas como el lavabo. Inventado por el matemático y relojero escocés Alexander Cummings, “llevó a una revolución sanitaria que ayudó controlar enfermedades mortales como el cólera, y a salvar centenares de millones de vidas”, escribe Gates en su blog.

Sin embargo, un 40% de la humanidad -concentrada en el África subsahariana y el sur de Asia- carece de acceso a los retretes con agua corriente.

“La comida y el agua tocada por la materia fecal causa enfermedades relacionadas con la diarrea que matan a 1,5 millones de niños al año, más que las muertes anuales de sida y malaria juntas”, añade el cofundador de Microsoft. El problema es que instalar los lavabos actuales sería caro y exigiría una infraestructura que no existe.

De ahí la iniciativa para reinventarlo, y el premio de 100.000 dólares (unos 80.873 euros) al Instituto de Tecnología de California, que ha desarrollado un prototipo que funciona con energía solar y genera hidrógeno y electricidad.

“Muchas de estas innovaciones -dijo Gates- no sólo revolucionarán las condiciones de salubridad en el mundo en desarrollo sino que ayudarán a transformar nuestra dependencia en los retretes tradicionales en las naciones ricas”.

http://www.lavanguardia.com

Deja un comentario