La luna nueva

La múltiple y siempre mutante relación que sostenemos con el cielo hace que algunas veces la luna pueda hablarnos y decirnos cosas inesperadas o remedios para ausencias de los amantes. Porque hay amores que tienen ciclos, como la luna, y nos llevan de la plenitud a la ausencia, de la luz a la sombra y viceversa. Los amantes se hablan con la luna como lengua.

Por Alberto Ruy-Sánchez

 

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/opinion/19-07-2012/8269. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX

Deja un comentario