I´M FINE

I´M FINE

En una ocasión me topé en la calle con un chico que llevaba una playera con la leyenda I´m fine. Aquello llamó mi atención. Supuse que el chico podría ser un idiota, un optimista como los hay muchos, o quizá un cristiano, que es  lo mismo. Dos semanas después, caminaba por  los pasillos de un Galerías y vi en el aparador de una tienda para skatos una playera idéntica. Entré a la tienda. Sin duda parecía un imbécil paradote ahí, viendo fijamente esa playera. Para mi sorpresa resultaba que ese diseño era el más popular. Yo seguía sin entender el por qué. Sin embargo me conoce, sabe que soy un impulsivochief. Al final la compré. La playera la tuve botada en la cama durante un par de días. Cuando llegaba a casa la miraba metida en la bolsa en la que me la habían vendido. Una noche la saqué y la extendí sobre la cama. La miré durante un rato. “I´m fine”,I´m fine”, “I´m fine”, repetía una y otra vez. Para la vida de mierda que llevo esa playera es lo que menos debería llevar puesto. Entonces fue cuando me vino la idea, esa idea que hoy me tiene aquí encerrado. ¿A qué no imagina cómo le hice este detalle? Apuesto a que no. Lo que hice fue simple, bueno, tampoco es que lo fuera tanto. Lo que hice fue romper con el puño el espejo del baño. La sangre que me provocaron los cortes la dejé caer sobre un plato hondo. Vendé mi mano. Tomé una brocha y la humedecí. Apliqué varios brochazos a la playera, como unos seis o siete, todos del lado derecho. Cuando obtuve lo que quería saqué la playera para que se secara. Así fue como logré este decorado muchos me han elogiado. Creo que eso te dará una idea del extremo al que puedo llevar las cosas. Bueno, aunque dadas las circunstancia igual y no hace falta eso. Mírate, tu camisa la has echado a perder. No sabes como decorar con sangre una prenda. Si no te hubieras movido como pez fuera del agua apenas te di el primer navajazo el acabado sería uniforme. Ahorita no lo notas pero se ve de la chingada. Cuando toda esa gente encuentre la manera de derrumbar la puerta se darán cuenta de ello. Mientras, seguro tengo tiempo de contarte otra anécdota, prisa no tengo.

http://elflacocisneros.blogspot.mx

Deja un comentario