España corrige la historia de Italia

España corrige la historia de Italia

Nos va a quedar una duda por resolver, será capaz Italia de asumir el fracaso de la modernidad, o volverá a refugiarse en las cavernas de su fútbol cínico y ganador. Yo prefiero aquella Italia, la original, porque ésta con un juego en las antípodas del Catenaccio se llevó un severo correctivo. La Italia de Prandelli no se acobardó, la línea de Abate, Barzagli, Bonucci y Chiellini marcó territorio en medio campo. Al minuto 8 España le proponía la rendición a ese estilo. Italia no aceptó el trato y tras una larga posesión de pelota (casi minuto y medio) que terminó con disparo de Xavi, quedó muy confundida. Los españoles reclamaron ante el mayor tribunal europeo el control absoluto del balón, al 15´, Iniesta lanza un telegrama a Cesc que entra al área con la mirada puesta en Silva (1-0) y así en pocas palabras, España ganaba. El gol despertó la dignidad italiana que empujó hasta conseguir una serie de tres córners seguidos. Fueron los mejores momentos del torneo, dos equipos muy comprometidos arreaban velas de lado a lado. El esfuerzo de Italia fue valiente, Piqué, Ramos y Casillas defendieron esa gran época del partido. Pero Pirlo, De Rossi y Montolivo, siempre detrás de Xavi, Iniesta y Alonso no soportaron un campo tan largo (70 metros). Desactivados los pensadores italianos Cassano y Balotelli se volvieron mendigos: un rebote por el amor de Dios. Pero éste cayó en los pies de Xavi, quien recoge un despeje de Casillas al 40´ y para variar, marca medio gol con un pase a Jordi Alba (2-0), que arrancó a toda la velocidad desde la cantera. Había campeón. Los restos de Italia merecieron honores, Torres (3-0) y Mata (4-0) levantaron el campamento y Casillas, como en Viena y Johanesburgo, tocó el cielo de Kiev.

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo/mileniodiario

Deja un comentario