Tormenta interior….

Tormenta interior....

Hay días en los que mi mente se convierte en un enorme, bullicioso y efervescente hervidero de pensamientos. En él se dan cita recuerdos del pasado con sus consabidos remordimientos, o correcciones y mejoras que hubiese querido hacer; ausencias (según yo) incomprensibles, junto con miedos y temores del futuro, preguntas sin respuesta y muchos ‘por qué’ rondando.

 

Como consecuencia de ello, una angustia desbordante toma posesión y la imaginación hace también su aporte aumentando tanta inquietud. Pretendo en esos momentos tener respuesta a todas mis preguntas y solucionar las cosas a mi antojo.

Todo ello ocurre los días en que olvido que la vida hay que vivirla en presente, que lo único concreto que hay es el día de hoy, este momento por ejemplo en que me siento a escribir para compartir mis pensamientos pensando si sucederá igual en todas las personas.

El pasado quedó atrás, y por mucho que a veces fastidie, nada en él se puede cambiar, sólo hay que aceptar y aprender.

El futuro no lo podemos visualizar, ni siquiera podemos saber lo que sucederá el día de mañana , o si estaremos, y cada día tiene la capacidad de cambiar las cosas drásticamente de color y posición.

Entonces queda hoy, ese maravilloso hoy por el que hemos de transitar dando un paso a la vez; sino corremos el riesgo de tropezar, dar traspiés, ponernos cabe o caer.

 

Cuando logro recordar este ‘secreto’, respiro profundamente y el aire que inhalo despeja en un instante el ambiente efervescente, busco en mi interior algún pensamiento positivo, luego sonrío y empiezo (por enésima vez) a confiar y vivir.

 

¿Te ocurre igual? ¿Y cómo logras controlar este tsunami interior?

http://unpensamientoparacadadia.blogspot.mx/

Deja un comentario