Polla grande, ¿ande o no ande?

 

Escrito por La Choni. Posted in Estudios y manuales

 

Polla grande, ¿ande o no ande?

Una polla XXL es el objetivo más idealizado en la historia del folleteo. Poseerlo tiene sus ventajas, pero también inesperados efectos secundarios.

Cuántas veces has oído decir eso de “el tamaño no importa”? ¿Cientos, miles de veces? Pero lo cierto es que todos sabemos por qué el actor porno Nacho Vidal se ha hecho tan famoso, y la razón de que en los clubes de striptease no contraten boys precisamente poco dotados. ¿Es que el tópico del tamaño es una falacia que ha pasado de generación en generación? ¿Es una astucia de los hombres para mantener intacto su ego? Desde una perspectiva biológica, y así lo confirman todos los estudios sexológicos realizados hasta ahora, no existe correlación entre pene grande y mayor placer o potencia sexual. Sin embargo, nuestra realidad es otra. Cada vez son más los hombres que se someten a alargamientos de pene, y nuestro correo se colapsa con spam, o mensajes basura, sobre cremas milagrosas para conseguir un par de centímetros más.

Así nació un superhéroe

El hombre es el único primate cuyo pene no tiene hueso, y el que goza de mayoires dimensiones en comparación con el tamaño de su cuerpo. Según algunos científicos, la anatomía del pene humano ha evolucionado hasta su aspecto actual por la necesidad de ser visible durante el coito. En todos los primates, el contacto físico durante la cópula obliga a la postura anteroposterior: el sujeto sexualmente pasivo se coloca de espaldas al activo. “Pero en la evolución humana, los signos de atracción que se potencian son fundamentalmente de naturaleza visual”, asegura Manuel Lucas en el libro Invitación a una Sexología Evolutiva (1991). “Al entrar la mirada en el juego comunicativo, el coito pasa a ser frontal, cara a cara.” Esta necesidad de contacto visual para generar atracción y deseo ha influido no solo en la postura coital, sino también en el aspecto de los genitales masculinos y femeninos. Las protuberancias traseras de la hembra primate que se enrojecen en la época de celo desaparecen como tales signos de atracción y pasan a serlo las mamas de las hembras. Y el macho, que en los primates no exhibe ninguna protuberancia, ha de proveerse de una: es su pene lo que asume esa responsabilidad. “De esta forma, el macho humano es el primate que tiene el pene más largo, y la hembra humana, los senos más voluminosos, sin que esto tenga un claro significado funcional”, explica el autor. Por lo tanto, el gusto por poseer unos genitales XXL responde más al deseo de ser el macho más atractivo de la especie que a la cantidad de placer que pueda o no ofrecer a su compañera. Estamos asistiendo a una revolución sexual por parte de la mujer, su papel en las relaciones y cortejo cada vez es más activo, pero aún tiene claros tintes falocráticos nuestra sociedad. Como prueba, el caso de Lorena Bobbit, quien le cortó el miembro a su marido. La noticia recorrió el mundo, se inventaron miles de chistes sobre ella y el marido se implantó el pene con el que siempre había soñado para convertirse en una estrella del porno.

Polla grande, ¿ande o no ande?

Leer todo el árticulo aquí: http://www.malditoinsolente.com/index.php/cosas-de-sexo-2/estudios-y-manuales/2039-polla-grande-ande-o-no-ande

Deja un comentario