Las buenas ideas no tienen edad

Por: Ana Pantaleoni |

FOTO0002
Nuestros hijos vivirán peor que nosotros, oigo decir mucho últimamente. Lo que sé es que ellos son el presente y el futuro, con un potencial enorme y una disposición total a aprender en la mayoría de casos. Por eso, esta iniciativa es original con los tiempos de recortes que corren. El Museo de Ideas y de Inventos de Barcelona (MIBA) cuenta con un ambicioso proyecto llamado mini MIBA.

Los niños de 5 a 12 años que visitan el museo tienen la posibilidad de imaginar y dibujar un nuevo invento. Cada mes el museo selecciona tres ideas durante 10 meses, es decir, que cada año se patentarán 30 ideas y construirán el prototipo. Este verano estarán prácticamente realizadas las primeras pero no se haran públicas hasta septiembre. Uno de ellos, un secador inalámbrico de pelo. El MIBA las presentará a la feria de Londres, The British Invention Show.

“Nos seducía la idea de que un invento dibujado por un niño de 7 años en un trozo de papel un domingo por la mañana pudiera acabar convertido en un producto de éxito mundial”, explican los responsables del museo.”Pero sobre todo estábamos motivados por el hecho de abrir un camino que permitiera a los niños plantearse que de mayores podrían ser inventores, científicos o sencillamente creativos”.

Sin duda muchos inventos han nacido observando qué hacen los niños con las cosas, cómo emplean objetos de mayores de una forma diferente. La diferencia es que antes, posiblemente, la patente se la adjudicaban los padres y ahora habrá que ir pensando en registrarla a nombre del niño. Como en MIBA.

Fuente: http://blogs.elpais.com/mamas-papas

Deja un comentario