Cambia la ecuación

Cambia la ecuación

Solía definirse el futbol, obviamente de manera metafórica, como “un deporte en el que juegan 11 contra 11 y siempre gana Alemania”… Sin embargo, las cosas han cambiado y afortunadamente hoy, en la competencia por adueñarse de los lugares de privilegio en cuanto a calidad y competitividad, el abanico se ha ampliado de manera importante.

Y para muestra, un botón en la Eurocopa, sin lugar a dudas el mejor torneo regional inter selecciones del mundo, cuánta calidad y cuánta competencia deportiva hemos podido apreciar y disfrutar, y aunque ciertamente a las semifinales llegaron varios de los favoritos, los dos juegos de esta ronda estuvieron extraordinarios, ya que tanto Portugal ante España, y Alemania frente a Italia dejaron la piel en la cancha, vendiendo muy cara su derrota, en partidos muy disputados y de gran entrega por parte de todos y cada uno de los futbolistas que pisaron el campo.

Para mí fueron juegos cerrados, tensos, magnéticos, sin cuartel, al todo por todo, excelentes encuentros, en los cuales cada selección tuvo que recurrir a lo mejor de sí para obtener el triunfo, realmente sufrieron los ganadores que pelearon centímetro a centímetro poniendo en cada acción el alma.

De tal forma que en la Final estarán los dos equipos que mostraron esa pequeña diferencia que separa a los extraordinarios de los muy buenos… y los extraordinarios fueron España e Italia… Ya quiero que sea domingo.

Fue tan bueno el desempeño de estos equipos semifinalistas, que no vale la pena hablar de otros tópicos como el mal arbitraje y algunos detalles que me parecieron fuera del contexto deportivo.

La pregunta hoy es la siguiente, ¿cuántos de los que estábamos seguros que la Final sería España-Alemania antes de esta semifinal ganada por Italia, y creíamos que en esa hipotética final ganaría España… nos atreveríamos a mantener nuestro pronostico después de lo que hizo Italia frente a los alemanes?… Insisto, Ya quiero que sea domingo.

Carlos Albert/mileniodiario

Deja un comentario