Reflexiones

Reflexiones

Nos pasamos toda la vida pensando en que con el paso del tiempo envejecemos y a la vez nos hacemos débiles, pero no sabemos verdaderamente que el alma aún sigue despierta para seguir luchando, quizá ya no con la misma intensidad, pero siempre poniéndole mucho corazón a nuestras cosas. Nos pasamos la vida molestándonos cuando nuestros mayores nos corrigen y ni siquiera sabemos que lo hacen por nuestro bien, porque quizá ellos pasaron por lo que ahora nosotros estamos pasando. La vejez no se lleva en las arrugas, ni mucho menos en las canas, la vejez está en tu mentalidad de sentirte derrotado todo el tiempo y sin tener un motivo para vivir día a día. Si tu corazón está tan despierto como antes, no te preocupes por el paso de los años, sólo vive intensamente.

Levántate, no te des por vencido aunque lo estés. Vuela, llora, corre y sueña sin descanso hasta lograrlo, que la vida sigue y tu alma debe crecer, porque jamás sabrás lo fuerte que eres, hasta que ser fuerte sea la única opción.

 

No hay nada que me ponga triste, comprendí que no existen motivos para estarlo, Levantarse con una sonrisa es una buena opción. ¿Quién lo hace? casi nadie. Levantarse de mala gana puede arruinar tu día y si lo haces siempre vivirás triste. ¿Qué es lo que prefieres? deja de culpar a terceros, tan solo tú decides reír o llorar. Equilibra tu vida con la razón y el corazón.

“Un día nací, un día moriré y nada me llevaré, pero… ¿Estoy realmente viviendo?”

Lo leí en: http://reflexionesdesdemisofa.blogspot.mx

Deja un comentario