¿Madonna y sus locos cincuenta?

Por: Lola Huete Machado | 03 de marzo de 2012

Madonna saca disco. Impacta. Vende. Está estupenda. Y provoca debates. Como este (hay y habrá más): “Cincuentona o no, ¿por qué no va a tener derecho Madonna a aparecer en bragas?”Esto se pregunta la escritora Isabelle Alonso en uno de los artículos que dedica la revista francesa Atlántico a analizar el impacto del fenómeno. No el de la aparición en marzo de su duodécimo disco titulado, cual droga, MDNA (adelantó en enero el tema Give_Me_All_Your_Luvin y luego Girl gone wild). No los de su mucha o poca calidad musical o espectáculo, sino otros: los estéticos, generacionales y hasta sociológicos… Es decir, ella (y sus circunstancias) revisitada. Lo que representa. La chica salvaje. ¿Lo es aún o se trata ya sólo de una señora de cincuenta queriendo ser lo que fue? ¿Y qué significa tal cosa en una estrella?

El_rojo_nunca_muere_943105686_428x

Fotografía Cordon Press. Vía S Moda, en el reciente artículo ‘Mi semana con Madonna’

La edad y sus estragos. O no. Enseñando cuerpo serrano luce en su videoclip para escándalo de una parte, se ve, de la concurrencia. ¿Demasiado provocadora para su edad? ¿Juega demasiado a lo sexy y ya no debería? ¿Y quién lo dice? ¿Dónde está la regla que todo lo mide?

¿Madonna y sus locos cincuenta?

Nadie diría que ha pasado cuarto de siglo desde que hizo sus pinitos. Isabelle Alonso opina: “Da la sensación de que hay una corte permanente que juzga lo que hacen o no las mujeres. Si son jóvenes, viejas, bellas, feas, rubias o castañas, sea lo que sea, siempre es algo malo. Es una forma de censura. Madonna hace lo que quiere… Y si es en sujetador, pues qué bien que puede permitirselo. Ella representa a la mujer que decide por sí misma, elige, a la mujer empoderada y esto es muy positivo para las niñas… Y es muy pragmática: para atraer la atención, mejor jugar sexy”.

La pochette du nouveau single de Madonna.

Hasta el sociólogo francés Michel Maffesoli, tan dado a hablar de los mitos de la modernidad, el imaginario y las tribus urbanos en los tiempos que corren, participa en el debate analizando qué es lo que hace o tiene la diva para no perder el trono de las mujeres eternamente conservadas. En Los secretos de Madonna para envejecer menos que sus fans, asegura que ella no hace otra cosa que ser la “encarnación de un tiempo”, destila los rasgos de la sociedad actual, que anda apenas iniciando un largo periodo de post modernismo. Madonna sería así puro postmodernismo. Sabe adelantarse siempre a lo que está por venir. “¿Eternamente jovén? Efectivamente ese es el segundo aspecto del mito contemporáneo: el mito del niño eterno. La gran figura actual no debe envejecer. En el siglo XIX, había que dotarse de una seriedad adulta, uno era productor y reproductor. Hoy, la figura emblemática practica el ser joven: habla, se viste, se mueve como tal. Estas actitudes no son forzosamente conscientes. Pueden ser fruto de una forma de animalidad. Madonna, estando impregnada de esta época posmoderna, se viste y se comporta de esa manera posiblemente simplemente por instinto”. Y es modelo para sus fans: hoy la gente no quiere envejecer, no quiere mostrar su edad…. “Ni arrugas, ni cabellos grises o blancos, la gente se sigue vistiendo de modo juvenil y de mantenerse jóvenes de espíritu”. La gente quiere vivir eternamente. ¿Queremos?

Madonna – Give Me All Your Luvin’ (Feat. M.I.A. and Nicki Minaj)

“Hay una parte mágica en esto: cuando uno adopta un ídolo, uno se convierte en parte de él. ‘Formo parte de esto’ podríamos decir, ‘es rica y soy pobre, se conserva joven y yo envejecí, pero estoy a pesar de todo como ella, la entiende, comparto, soy ella’. La figura del niño eterno se aplica para Madonna pero también para los que la siguen en distintas épocas”. Nos vemos en ella. Somos uno en todos. Somos grupo. ¿Puede durar eternamente este fenómeno?

“De la noche a la mañana, a la manera del retrato de Dorian Grey, el aura, la magia que la rodean, podrían debilitarse. No podemos saber cuando pero sí, la figura de la juventud eterna podría así desaparecer. Podría no saber cómo mantener más esta imagen. La figura emblemática es un altavoz de lo que se dice, de lo que la gente vive y siente de manera invisible. Es perfectamente factible que se canse de contar lo que pasa en el inconsciente colectivo”.

La obsesión por la edad, por mantener el cuerpo joven, los excesos de la cirugía causan estragos entre las estrellas, es sabido. Ciertamente este inicio de año (y el pasado) ha sido duro para las del medio siglo: separaciones, intoxicaciones, suicidios… Botox o no botox, el tiempo hace bien su trabajo, es otro de los artículos de la revista dedicados al tema. “La obsesión con la edad conduce a la autocensura y acaba limitando la libertad”, continúa Alonso. Según ella, hay que relajarse, hacer lo que ella hace no hace daño a nadie… y si aumenta la esperanza de vida, ¿por qué razón dejarse llevar por clichés generacionales o permanecer apartado o creyéndose enfermo o fuera de lugar la mitad de ella? Claramente, esto es cosa de otro tiempo. Y claramente esta suerte de juego de clasificación por etapas es siempre más estricto en relación a las mujeres. “Harrison Ford sigue en la carretera, y es 17 años mayor que Madonna …”. Bien atractivo. ¿Si sale en paños menores nos parecerá entonces censurable? ¿Y si es Clooney?

¿Hay una edad a la que ya no podemos hacer esto o aquello? “¡No! Una vez más, se trata de libertad personal”. ¿Y no es en última instancia, un poco decepcionante que la libertad de una artista pase sólo por la provocación relacionada con la sexualidad?

“Su libertad no pasa sin duda únicamente por ahí. Pero la sexualidad de las mujeres sigue siendo una prisión y una trampa. Sigue siendo un tabú. Si juegan, esto se vuelve contra ellas. Si no juegan, se las ignora…”. Y, dice, pasar por una puta o similares e intentar reivindicar luego tu autonomía, tu independencia y tu derecho a sentirte bien en tu propia piel… resulta “misión imposible” para muchas. Y ahí es donde llega Madonna, la chica salvaje, a lucir poderío. ¿Lo ha conseguido?


Deja un comentario