Llegan los airbags para peatones

Además de los sistemas de alerta y frenado automático para evitar impactos con otros vehículos o peatones, el Volvo V40 incorpora un airbag para peatones que cubre la zona baja del parabrisas para reducir las consecuencias en caso de atropello.
 

 

 

Llegan los airbags para peatones

Llegan los airbags para peatones

Un 14 por ciento de todas las muertes en carretera son de peatones. Esta cifra corresponde a Europa, pero en China la cifra se eleva hasta el 25 por ciento. Además de la mejora en la seguridad y la educación vial, comienzan a surgir iniciativas para minimizar, en peor caso, el atropello.

La detección de peatones con frenado automático está dirigida a actuar si un peatón se cruza frente a la parte delantera del coche. Si el conductor no responde a tiempo (hasta el 90 por ciento de accidentes son causados ??por distracción), se activan automáticamente los frenos. Con esta tecnología cuenta ya el modelo de Volvo V40.

Un radar integrado en la parte frontal, una cámara junto al espejo retrovisor y una unidad central de control determinan la presencia de un obstáculo y la distancia respecto al coche. La cámara define de qué tipo de objeto se trata.

Esta tecnología está programada para trazar un patrón de circulación de peatones y calcular si es probable que pasen frente del coche. En una situación de emergencia se emite una señal acústica combinada con una luz intermitente del ordenador de abordo. Si el conductor no reacciona a la advertencia y la colisión es inminente, la potencia de frenado se aplica automáticamente.

Hasta a velocidades de 35 km/h se evita el atropello si el conductor no reacciona a tiempo. A velocidades más altas, se reduce la velocidad del vehículo tanto como sea posible antes del impacto. El sistema de alerta y frenado automático actúa no sólo ante personas, sino frente a la colisión con otro vehículo que circule delante.

«Salvavidas» para los peatones
Si no se ha podido evitar el golpe, los sensores en el parachoques delantero registran el contacto físico entre el coche y el peatón. El capó se abre ligeramente, del cual se despliega un airbag horizontal que cubre un tercio de la superficie del parabrisas. El capó levantado y la cámara de aire del airbag reducen la gravedad de las lesiones en un atropello.

El nuevo Volvo V40 ha debutado en el Salón del Automóvil de Ginebra, en curso hasta el 18 de marzo. Está llamado a ser rival del BMW Serie 1 y de los nuevos Audi A3 y Mercedes Clase A.

www.larazon.es/reporter

Deja un comentario