La estrella propuesta para Londres 2012… en realidad no existe

 

 

La estrella propuesta para Londres 2012… en realidad no existe

Una cantante que vende miles de entradas para cualquiera de sus conciertos por alrededor de 60 euros, no puede más que considerarse una estrella. En algunas encuestas online ha sido la cantante más solicitada para la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres.

Se llama Hatsune Miku y sus actuaciones incluso se proyectan en directo para miles de fans en multitud de salas de cine en Shanghái, Hong Kong y Taiwán.

Su particularidad, es que no es una estrella de carne y hueso, sino una cantante virtual engendrada por la tecnología. Nunca pierde el ritmo, se salta un verso ni se equivoca en un paso de baile. Es la perfección de la informática que ha fascinado al público japonés, que se entrega a ella en cada una de sus actuaciones.

Su figura virtual está basada en un programa de sintetización de voces desarrollado por la compañía «Crypton Future Media», que permite a los usuarios crear su propia música. Su aspecto ha sido ideado por la compañía, pero la música ha sido compuesta por más de 20 personas diferentes.

La mayor atracción de Hatsune ha sido su condición de «vocaloid», un sintetizador que crea la música introduciendo en el software la letra y la melodía, que se mezcla con la voz de los intérpretes. Existen diferentes «vocaloids» en Japón, pero ninguno ha desarrollado la conexión emocional con sus fans como Hatsune Miku.

Participación de los fans en el espectáculo
«Ha sido absolutamente maravilloso, es como si mi corazón siguiera bailando. No creo que pueda dormir», describió Yuya Ofuji, de 21 años, a la salida de un concierto. Algunos fans vinieron desde muy lejos para acudir a la que podría ser la última actuación de su ídolo.

«Ella le dio a un montón de gente que no tienen una voz, la oportunidad de expresar sus sentimientos y pensamientos», dijo Daniel Noll, que se desplazó desde Australia para verla en directo. Las canciones de su ídolo están basadas en compilaciones de letras escritas por sus fans.

Es tanta la admiración que sienten sus seguidores que no dudan en vestirse como la cantante, incluyendo pelucas de color verde y hasta tatuajes con el nombre de su ídolo del pop. La devoción por la cantante holográfica no es una excentricidad propia de los japoneses. Hatsune tiene vendidos varios coniertos en Los Ángeles para este 2012.

http://www.larazon.es/noticia/6504

 

Deja un comentario