Bienvenido, Biden

Bienvenido, Biden

La verdad me ha gustado el tono cooperativo, diplomático y bien informado del vicepresidente Biden en su entrevista preparatoria del viaje a México, que empezó ayer.

Se siente en sus palabras al político diestro y natural, que va poniendo las cosas en la mejor perspectiva, saltando los agujeros y pisando tierra firme.

También me simpatiza la naturalidad democrática con que anticipa su agenda de conversación con los tres candidatos presidenciales, y la garantía, otra vez de impecable profesionalismo, de que Estados Unidos trabajará con quien el pueblo mexicano elija.

Naturalmente no comparto su creencia de que la legalización de las drogas no impactaría mayor cosa la fortaleza del crimen organizado, pues éste es ahora más diverso y tiene las manos metidas en otros negocios.

Puede diferirse en la apreciación de cuánto impactaría la legalización, pero creo que no puede negarse que las rentas del narcotráfico generadas por la prohibición son altas, más altas que cualquiera otra actividad criminal que se haya documentado.

Suprimir esas rentas no terminará con el crimen organizado, pero no hay duda de que afectará sus ganancias, en algunos grupos decisivamente.

Lo que sí debe matizarse en el discurso de Biden es su afirmación de que en las últimas tres décadas el consumo de drogas en EU ha caído una tercera parte.

Eso sólo puede sostenerse para el caso de la cocaína. Cito el pasaje de un estudio inédito de Eduardo Guerrero que formará parte de un Informe sobre drogas en preparación.

De acuerdo con el Drug Threat Assessment 2011, las sustancias ilícitas disponibles en EU han aumentado de 2006 a 2010, con excepción de la cocaína, la cual tuvo una disminución de 37% en su disponibilidad.

En cuanto al resto de las drogas, se observa que la disponibilidad de la metanfetamina aumentó 56%, la de la heroína aumentó 18% y la de marihuana aumentó 40%. Por otro lado, de 2008 a 2009 los consumidores de metanfetaminas en EU aumentaron en 67% y 10% en el caso de la marihuana. Por otra parte, el consumo de heroína permaneció sin cambios de 2008 a 2009, mientras que el de cocaína registró una disminución de 10%.

En suma, se puede inferir que las acciones del gobierno mexicano encaminadas a disminuir la disponibilidad de sustancias ilícitas por medio de decomisos no han tenido impacto en su disponibilidad en EU.

Rescato de la posición de Biden en esta materia su dicho de que si bien Washington no aprueba la legalización, dan “la bienvenida a la oportunidad de discutir el tema”. Discutámoslo.

Héctor Aguilar Camín/mileniodiario

Deja un comentario