Vinculan la evolución de las arañas con el movimiento de placas tectónicas

La colisión tectónica ocurrida hace treinta millones de años entre las placa africana y euroasiática, que abrió la cuenca del mediterráneo occidental, produjo una diversificación de una especie arañas endémicas en este territorio.

Vinculan la evolución de las arrañas con el movimiento de placas tectónicas

Vinculan la evolución de las arañas con el movimiento de placas tectónicas

Un equipo del Departamento de Biología Animal de la UB (Universidad de Barcelona) y el Instituto de Investigación de la Biodiversidad (IRBio) ha llevado a cabo el primer trabajo científico -publicado en la revista BMC Evolutionary Biology- que demuestra que este importante proceso tectónico en el Mediterráneo tuvo un impacto relevante sobre la diversificación de la fauna local.

La investigación se centra en el estudio del género Parachtes, un grupo de arañas del suelo, de hábitos nocturnos y que durante el día se refugian bajo las piedras, entre la hojarasca o en la corteza de los árboles, son además cazadoras activas que persiguen a sus presas, y que utilizan la seda solo para elaborar capullos donde protegerse.

Este grupo, endémico del Mediterráneo occidental, incluye alrededor de una docena de especies que se encuentran en las islas Baleares, Córcega, Cerdeña y Sicilia, y en las penínsulas ibérica e itálica.

Según la primera autora del artículo, Leticia Bidegaray-Batista, hasta ahora se había asumido la idea de que este proceso geológico originó la diversificación de grupos faunísticos que son endémicos del Mediterráneo occidental, sin embargo, ningún estudio científico lo había confirmado.

“Con este nuevo trabajo, demostramos por primera vez que la distribución del género Parachtes va unida a los procesos tectónicos que se produjeron hace más de 25 millones de años en el Mediterráneo”, ha afirmado la investigadora.

El mundo de las arañas ofrece un modelo de estudio de los procesos biológicos y evolutivos y, en este caso, permite revisar hipótesis todavía no contrastadas en un contexto temporal bien estudiado por la geología.

Con técnicas de filogenia molecular para estudiar genes y utilizando puntos de calibración externos, los expertos han confirmado que el origen de la diversificación de las arañas coincide en el marco temporal con este episodio de remodelación geológica del Mediterráneo, un área especialmente activa de la corteza terrestre durante el Oligoceno.

Probablemente, el ancestro del género Parachtes -explica el director del Laboratorio de Artrópodos, Sistemática y Evolución de la UB, Miquel A. Arnedo- llegó a la península Ibérica procedente de Oriente Medio a través de Europa.

“A partir de este punto, en el Mediterráneo, se puede seguir la diversificación de los linajes mediante el movimiento de placas, como si fuera una cinta transportadora”, señala el investigador.

Determinar los factores que han generado la biodiversidad es clave para identificar y entender la riqueza del patrimonio natural del Mediterráneo, una región biogeográfica en la que abundan los endemismos.

“La distribución del género Parachtes en el Mediterráneo nos planteaba varias hipótesis explicativas. En este caso concreto, el factor generador de estas especies ha sido la dinámica tectónica del Mediterráneo”, afirma Bidegaray-Batista.www.larazon.es/ciencia

Deja un comentario