El color de Marte

 

El color de Marte

A mí me gusta el mundo, por eso quiero estarme en él cuanto tiempo sea posible.

Nunca he sido miedosa, pero temo perder los mares y la piel de los otros, temo que un día no estaré para maldecir el aire turbio de las mañanas en la ciudad de México, temo por la luz que no veré en los ojos de quienes me sobrevivan, temo olvidar los chocolates y los atardeceres, temo que no estaré para el remoto día en que desaparezcan los libros, temo no saber de qué color es Marte, ni si lloverá en abril del dos mil sesenta. Por eso, mientras puedo, quiero cada minuto de mi vida y cada instante de las vidas ajenas que pesan en la mía. Por eso ando aquí. Y por necia.

Angeles Mastretta

http://lacomunidad.elpais.com/puerto-libre/posts

 

Deja un comentario