Respeto a las hostias: J. R. Mora

Respeto a las hostias: J. R. Mora

Nunca he sido activista contra ningún acto que monte la iglesia o sus allegados, cuando interrumpen mi paseo con una procesión busco un desvío para poner tierra de por medio, cuando me despiertan los canturreos mañaneros de un Rosario de la Aurora Boreal aguanto el chaparrón como el resto de vecinos.

Cuando cortan siete calles para un vía crucis busco trayecto alternativo lo más alejado del del humillo de los cirios, cuando alguien me invita a una boda me salto el acto en la iglesia.

Y no retomen con el clásico de “No tienes cojones de meterte con Mahoma” porque sus seguidores no dan aquí la barrila con  la intensidad católica  hasta el punto de invadir mi espacio privado.   Sería mucho menos molesto y más divertido que se pusieran a hacer viñetas sobre el ateismo.

Eso sí, lo único que no tolero son las imposiciones o invitaciones, por muy subliminales que sean, a no opinar.

Tolerancia ultracatólica, si no te gusta te callas

Es tradición, cualquier opinión  que no alabe la espectacularización de la  fe en la vía pública es susceptible de ser interpretada por algunos como un insulto. Es curioso que cuando se habla de saraos de  cristianocatolicosapostolicosromanospracticantes aparezca siempre un enfurecido entre  sus seguidores cuando se cruza con opiniones críticas.

Familia, matrimonio, amor, juventud… a lo largo de historia, la iglesia ha prostituido una gran cantidad de palabras, y siguen insistendo en querer hacerlas suyas. La estrategia es tan simple y antigua como torticera.

O callas y asumes esa falsa asociación o eres mala persona, o lo que es peor peor: comunista.

 

Respeto a las hostias: J. R. Mora

A estas alturas del cuento, tras más de 25 años de viñeteo ya tengo la sangre gorda y estoy inmunizado a cualquier insulto,   pero me sigue resultando sorprendente que solo lleguen  precedidos de peticiones de “respeto” en las viñetas sobre la iglesia.  Ni siquiera en  debates enconados sobre política me he encontrado con tanto despelleje.

Hasta las broncas sobre furgol , del que no entiendo ni papa, me parecen más civilizadas.

Del blog: http://www.jrmora.com/blog/

Deja un comentario