Por una sociedad laica

Por una sociedad laica

Desde el respeto que me producen todas las creencias, que es exactamente el mismo respeto que tengo por todas las incertidumbres, quiero sumar mi voz a la de aquellos que quieren para este país, y para todos los países, una sociedad laica, sin fundamentalismos religiosos de ninguna especie; desde esa perspectiva, me parece que la parafernalia en torno a la visita del Papa de Roma a Madrid es indecente, conduce al caos sentimental de la población y la reduce a espectadora deslucida del boato que va a imperar en algunas zonas de la urbe. Madrid como un gran confesionario. España debe centrar su educación en el respeto a la intimidad de las creencias; los excesos que se cometen en nombre del Dios de los cristianos, son excesos que, si hacemos caso a la doctrina de Jesucristo, ofenden al propio creador de la fe cristiana. Las sociedades deben ser laicas, razonables y respetuosas con los que creen y con los que no creen, que son iguales ante la ley y ante la vida.

Juan Cruz/http://blogs.elpais.com/juan_cruz/

Deja un comentario