La maldad absoluta

La maldad absoluta

La maldad es desearle mal a alguien y hacer algo para que sufra. La maldad absoluta es matarlo. El pueblo mexicano sufre desde hace años la maldad y la maldad absoluta. Ayer unos sicarios destruyeron el Casino Royale de Monterrey y hoy las cenizas son la expresion de la crueldad que cometieron: mataron a 54 personas, empleados o usuarios de aquellas instalaciones; rociaron con gasolina el inmueble y el humo asfixio a los concurrentes. Las cronicas recogen detalles dramaticos de todo el proceso, que se sigue con pavor y con naturalidad, pues ni es la primera masacre de estas caracteristicas mafiosas ni lamentablemente sera la ultima. Mexico vive en estado de sitio, los narcos se han apoderado de algunas de las mas importantes poblaciones y el temor a una escalada ya no tiene ni horizonte ni frontera. El presidente de un festival cultural que se celebra en Puebla (la casa natal de nuestra querida Angeles Mastretta) explica en la prensa de hoy las dificultades que estan teniendo organizaciones como la suya para traer aqui a artistas y a personalidades de la cultura, e imagino que reticencias parecidas hallaran otros organizadores de otros eventos. Digamos que esa es la punta de un drama mucho mas profundo, que es la inseguridad de los propios mexicanos, sometidos a este chantaje del que es capaz la organizacion minuciosa y despiadada del mal absoluto. Solidaridad con los mexicanos, sin duda, deben tener la seguridad nuestros amigos de que este drama cotidiano se vive en otros lugares como un drama propio, porque Mexico es tierra nuestra, nuestra sangre y no solo nuestra lengua: Mexico es lo mejor de nuestros sueños. La maldad absoluta quiere poner sombra (y humareda) sobre este pais. En la lucha contra la maldad, la esperanza de un pueblo admirable y generoso.

Juan Cruz/http://blogs.elpais.com/juan_cruz/

Deja un comentario