El Flamenco está de luto: murió Moraito Chico

El Flamenco está de luto: murió Moraito Chico

Servicios de Long Island Al Día
www.Lialdia.com

Crespones negros cuelgan de la bandera del flamenco, un género que está de luto porque ha muerto Moraíto Chico, el guitarrista al que bastaba una genialidad entre las cuerdas o una ‘pataíta’ por bulerías, tan penetrante y pasmosa, para hacer llorar de gozo a los auditorios más diversos.
Iba a cumplir el mes próximo 55 años de edad y la muerte le sobrevino sobre las diez y media de la mañana de este miércoles víctima de un encharcamiento pulmonar en el Hospital General de Jerez de la Frontera, donde se encontraba ingresado por un cáncer de pulmón tras el enfisema que le sobrevino hace unos cuatro años.

El mundo del flamenco está consternado por cuanto Moraíto era, aparte de un instrumentista admirado por todos, desde Paco de Lucía a la nueva generación.
Símbolo del mejor toque gitano de este tiempo, Moraíto había culminado el ciclo de la escuela jerezana y era la escolta preferida de José Mercé, con quien se le recuerda ya enfermo en la última actuación sevillana, concretamente en el Teatro de la Maestranza el 22 de enero de 2011, donde dejó a todos absortos con un toque por tangos con bulerías de espeluzno, magia heredada de la tradición familiar, tan significativa, como de los dos factores que para él determinaban su toque, tal que las vivencias con sus gentes, en Jerez, y su amor al cante, ya que se tenía por un cantaor frustrado.
Y es que Manuel Moreno Junquera, que así era su nombre de pilas, nació en el jerezano barrio de Santiago. Fue hijo del también guitarrista Juan Morao, sobrino del maestro Manuel Morao y padre de Diego del Morao, legatario de su ilustre padre que va camino de hacer historia.

Se inició a los diez años de edad en los ‘Jueves Flamencos’ de su localidad natal, y en la década de los ochenta figuró en los tablaos madrileños de Los Canasteros y La Venta del Gato, alternando sus actuaciones con la participación en festivales y peñas flamencas.
Guitarrista que bien temprano destacó por su hondura y su elevado magisterio en el difícil arte del acompañamiento, llegó a tocarle a figuras tan señeras como Antonio Mairena, Terremoto de Jerez, Aurelio Sellés, La Perla de Cádiz, Manolo Caracol, Sordera de Jerez, El Chocolate, La Paquera de Jerez o Camarón de la Isla, entre otros.
Premiado en dos ocasiones en el Concurso Nacional de Guitarra Flamenca de Jerez (1972 y 1986), cuenta con cuatro primeros premios por bulerías en su tierra natal y fue distinguido en 1984 con la Copa Jerez, amén de ser nominado finalista del II Giraldillo del Toque (1990).

Manuel Moreno Junquera, ‘Moraíto Chico’, nació en Jerez de la frontera el 13 de septiembre de 1956 y falleció en la misma localidad el 10 de agosto de 2011

http://lialdia.com

Deja un comentario