Desvelado el misterio: Epi y Blas no son homosexuales

Los productores de «Barrio Sésamo» responden así a una iniciativa en la red que pedía el matrimonio gay para las dos populares marionetas

Desvelado el misterio: Epi y Blas no son homosexuales

Definitivamente, no sonarán campanas de boda en «Barrio Sésamo». Pese a que siempre se ha especulado con la idea de que las populares marionetas Epi y Blas fueran homosexuales, ahora sus creadores han salido al paso de los eternos rumores para desmentirlos rotundamente. De esta manera se pretende poner punto final a la idea surgida en la web «Change.org», que ha pedido que ambos personajes den un paso más en su relación y acaben dándose el sí quiero.

Tolerantes con la homosexualidad

Hasta el momento, y en tan solo una semana, la campaña para que los productores de la serie casen a Epi y Blas lleva recogidas más de 5.000 firmas desde el pasado 4 de agosto y, al parecer, la intención principal de la «boda» es que los niños vean con normalidad el matrimonio homosexual. «En estos tiempos horribles de niños homosexuales que se suicidan, necesitan saber que sus vidas merecen la pena”, señala la carta que pide la adhesión a esta iniciativa, en referencia a la oleada de suicidios entre adolescentes homosexuales víctimas de acoso escolar. Por ello, desde la campaña se afirma que la boda entre Epi y Blas «enseñaría a ser tolerantes con aquellos que son diferentes», y añaden: «Hagamos que “Barrio Sésamo” y los niños contribuyan a salvar muchas vidas».

Sin embargo, esta iniciativa quedará en saco roto pues Sesame Workshop ha dejado bien claro que aunque Epi y Blas se identifican como «masculinos y poseen características y rasgos humanos», siguen siendo «marionetas y no tienen una orientación sexual».

Seguirá la especulación

Pese a este desmentido, es seguro que Epi y Blas continuarán siendo pasto de la especulación: ¿Son amigos?, ¿Son compañeros de piso? ¿Son gays?. La propia Sesame Workshop ha explicado para dejarlo bien claro que Epi y Blas son «grandes amigos» y que se crearon para «enseñar a los preescolares que las personas pueden ser buenas amigas de aquellas que son muy diferentes a ellas mismas».

http://www.abc.es

Deja un comentario