El «top ten» de los nuevos bichos

El «top ten» de los nuevos bichos
Bitatawa Varanus, un lagarto filipino que se alimenta de fruta.

 

Este «bicho» ocupa el «top ten» de las especies más sorprendentes descubiertas en 2010, una iniciativa del Instituto Internacional para la Exploración de Especies de Arizona, que ha contado además con un comité de taxonomistas, los biólogos responsables de nombrar y jerarquizar a los seres vivos. ¿Su misión? Concienciar sobre la diversidad al gran público de una forma amena. «Cada uno de estos descubrimientos son piezas del rompecabezas que nos ayudan a entender cómo cada componente de vida terrícola trabaja de manera conjunta», afirma Mary Liz Jameson, profesora asociada de la Universidad Estatal de Wichita. Queda trabajo por hacer: se estima que hay unos 10 millones de especies que todavía no han sido descubiertas.

El segundo hallazgo del ranking se produjo a finales de 2010, y en él participó la Universidad de Sevilla: una bacteria que se nutre de óxido de hierro y que fue descubierta en el casco del Titanic mientras permanecía hundido en el Atlántico. Otros de los «ganadores» fueron un hongo luminiscente de color verde, de menos de 8 milímetros de diámetro, hallado en un bosque de Sao Paulo y bautizado como Mycena luxaeterna; «montistabularis saltoblatella», una cucaracha «saltarina» –sus piernas están preparadas para ello– capaz de brincar como un saltamontes y descubierta en Sudáfrica; un antílope de África Occidental usado con fines alimenticios y del que se seguía la pista desde hace más de cuatro décadas; y un hongo con branquias, sumergido en el frío río Rogue de Oregón.

En las imágenes. Bitatawa Varanus, un lagarto filipino que se alimenta de fruta; un pez murciélago que se mueve a base de saltos, hallado en el Golfo de México; la araña «Darwin» de Magadascar, capaz de tejer una fortísima tela de 82 metros; y un grillo del Índico que poliniza una especie de orquídea, algo inédito.

 

Deja un comentario