¿Por qué el Barsa es de otro mundo?

¿Por qué el Barsa es de otro mundo?

Son tiempos de Twitter, Facebook, Youtube, iPad, iPhone y FC Barcelona. Al futbol se juega así. Mensaje rotundo con difusión profunda en una época que reclama identidad y transparencia global. El Barsa con 111 años de historia, es el Barsa de nuevos millones de personas. Wembley bendijo su juego universal y con toda seguridad eterno. Cada título supera al anterior, por un futbol inigualable y por adhesión. Mientras más gana, mejora el futbol y más protagonismo cobra en un mundo que se independiza socialmente a través de las redes.

Distribuye su éxito a velocidad luz, no hay que esperar un nieto para contarle quién era este equipo. Se volvió patrón en el deporte más popular justo cuando todos sus ideales, imágenes y expresiones pueden compartirse instantáneamente. Es el gran campeón de nuestros tiempos. Llegó para resolver las dudas de nuevas generaciones que empezaban a cuestionar: qué es el futbol y cómo debe jugarse, gestionarse y entenderse. La respuesta es demoledora. Incluso frente a la derrota. Hace un año este modelo de Guardiola, Messi, Xavi, Iniesta… fue cuestionado por el triplete del Inter, quizá el antagonista más rancio que haya encontrado junto a la triste imitación que hizo Mourinho del millonario Real Madrid. En ambos casos perdió un partido y concedió dos títulos que sirvieron muy poco a sus a rivales frente a un Barsa que confirmó públicamente un nuevo futbol en la cancha y el despacho.

Es una tendencia. Primer requisito para nombrarlo el mejor de la historia. De la nueva historia. De otro mundo. Hay millones de testigos. Será difícil alcanzarlo y más duro escapar de él, porque a partir de aquí compararemos a todos. Este FC Barcelona es de por vida. Las estrellas brillan para siempre.

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo/mileniodiario

 

Deja un comentario