La nueva oficina «Google» en la que todos querríamos trabajar

La popularidad del buscador de Internet más utilizado en el mundo le ha llevado a crearse, con una simple combinación de colores, una imagen de marca que no se reduce a la página web y el logotipo. Sus oficinas de todo el mundo hacen gala de la imagen joven y moderna de la compañía, que ha renovado de forma vanguardista su sucursal en Londres

La nueva oficina «Google» en la que todos querríamos trabajar

En el sueño de todos los trabajadores está el acudir a una oficina donde le aguarda no sólo una mesa repleta de tareas pendientes y la mirada atenta del jefe. Muchos imaginan unas instalaciones donde, además de sus puestos de trabajo, encuentren cocinas de diseño, “spa” para relajarse los días de mayor actividad, gimnasio, una sala para jugar al ping pong con otros compañeros o practicar un poco de patinaje o baloncesto mientras los niños pasan la jornada en una guardería próxima a la oficina.

Este trabajo de ensueño ya lo disfrutan desde hace años miles de empleados de la compañía por todo el mundo. Y «Googleplex» es el nombre que reciben las instalaciones donde desempeñan su trabajo de forma aparentemente tan desenfadada. La oficina central se encuentra en Mountain View (California), pero hay muchas otras repartidas por todos los continentes.

Londres estrena mobiliario
Google tiene como una seña de identidad el cuidado extremo de la salud y comodidad de sus empleados. El gimnasio gratis o un moderno restaurante asiático son algunos extras que disfrutarán los trabajadores de la renovada oficina de la empresa en Londres, en Buckingham Palace Road.

Sillas Vitra, sillones de Soft Line o sillas de bar de Konstantin Grcic son sólo algunas de las piezas de diseño que engalanan las instalaciones.

«Hemos disfrutado de cada minuto de este apasionante proyecto. Este trabajo lo tiene todo: el ambiente de trabajo es divertido e incluye muchas soluciones prácticas», dice Ken Giannini, director de diseño de interior del estudio Scott Brownrigg.

La primera fase se ha desarrollado en 4.000 metros cuadrados, donde tendrán cabida 300 empleados. La segunda fase, que abarcará otros mil metros cuadrados, se completará en marzo.

Los colores del logotipo de Google mandan en las paredes y los accesorios. Se han añadido complementos como las tradicionales cabinas telefónicas londinenses, casetas de playa pintadas a rayas o dados gigantes utilizados como salas de videoconferencias para el personal y los visitantes. Las instalaciones son, en realidad, un gran espacio abierto y en él se intercalan las distintas oficinas y salas de reuniones.

Ignacio Blanco/http://www.larazon.es

Deja un comentario