La riqueza cultural de los hispanos en EE UU

Mario Vargas Llosa estaba ayer en Nueva York, donde va a pasar un semestre en la universidad de Princeton impartiendo unas clases de literatura

Vargas Llosa hoy en Nueva York

Por eso se refirió, en un instante de la conversación que mantuvo con los periodistas, a la población hispana que actualmente reside en las ciudades de Estados Unidos. «Los hispanos que viven en Norteamérica deben ser reconocidos por lo que son, por lo que han contribuido a la riqueza de este país. Pero al mismo tiempo deben sentirse muy orgullos de la cultura que han traído con ellos. Toda esa riqueza cultural, de tradiciones, como Quevedo, Góngora, Borges, García Márquez y que tanto han promovido la imaginación y la fantasía de nuestro tiempo. Deben sentirse orgullosos de las culturas que están representando. EE UU es en la actualidad una de las naciones donde más se habla la lengua española».

El novelista remarcó, de hecho, su origen, sus raíces familiares: «Yo soy peruano. Lo que hago y lo que expreso se lo debo a mi país, donde he nacido, donde he pasado mi infancia y mi juventud. El Perú soy yo, aunque Fujimori no quería e intentó quitarme la nacionalidad. Pero España me la reconoció en ese momento y evitó que fuera un paria. Perú me ha dado las experiencias básicas. España no era mi país, pero se ha convertido en mío. Pero yo soy de Perú. Mi gente, mi familia hace cinco siglos que estamos aquí». El escritor pasó después a defender el papel que han jugado los libros a lo largo de su biografía, de su recorrido vital: «La literatura es lo que organiza mi vida, lo que le da un sentido y una orientación. Es también una forma de voz y de placer que me ha dado y que quiero ofrecer a mis lectores. La buena literatura genera ciudadanos libres». Por eso no evitó hacer una referencia al futuro. A esa nueva manera de leer que se está imponiendo poco a poco a través de la irrupción de los avances de carácter tecnológico: «Mi idea del libro es un libro de papel. Espero que las nuevas tecnologías no hagan desaparecer el libro. Todavía es muy temprano y hay que esperar. No sabemos lo que va a pasar». Debido a su estancia en Estados Unidos, se le hizo una pregunta sobre las conversaciones de diálogo que existen entre Israel y Palestina para acordar una paz definitiva en Oriente Medio. «Siempre he sido un defensor de Israel, pero también reconozco el derecho de los palestinos a tener un estado viable y, por esa razón, soy también un crítico severo de los asentamientos israelíes, que son un obstáculo en estos instantes para las negociaciones de paz».

Larazon.es/cultura

Deja un comentario