El plato de carne que nadie podía cortar (1864)

 El plato de carne que nadie podía cortar (1864)

La famosa cortesana de lujo Cora Pearl, conocida también por sus excentricidades, ofreció en 1864 un banquete a 14 invitados, todos hombres.

Allí apostó que podría servirles un plato de carne que todos desearían comer pero que ninguno podría ni se atrevería a cortar.

Entre risas de incredulidad todos hicieron apuestas considerables. La suma final era enorme.

A los cinco minutos, los camareros salieron de la cocina y se dirigieron hacia la mesa, donde esperaban impacientes los catorce comensales con tenedor y cuchillo en mano.

Allí colocaron una gran bandeja de plata sobre la que se encontraba Cora, acostada en un lecho de violetas, completamente desnuda y discretamente adornada con unas ramitas de perejil.

Obvio es decir que Cora Pearl ganó la cuantiosa apuesta y que aquellos invitados gustosamente la pagaron.

aldea-irreductible.blogspot.com

Deja un comentario