Del lago de sangre a la esvástica: los sitios más frikis de Google Earth

La revista Time publica un top 10 de los hallazgos más extraños en Google Earth. Navegando con esta herramienta alguien ha creído encontrar la Atlántida en una costa africana o un lago de sangre en Irak. Gracias a este buscador con mapa desplazable se ha identificado un lago con forma de Mickey Mouse o un laberinto de maiz que parece Oprah Winfrey.

Del lago de sangre a la esvástica: los sitios más frikis de Google Earth

Google Earth es una herramienta muy poderosa y también un arma de doble filo. Ha servido para detectar a los evasores de impuestos en países como Grecia y ha ayudado a encontrar ruinas arqueológicas, pero también ha puesto al descubierto fallos en los sistemas de seguridad en Estados Unidos.

Hay quien ha convertido esta aplicación en un verdadero pasatiempos. Algunos la han usado para fines tan ligeros como encontrar a bañistas desnudos en las azoteas. Uno de los usos más comunes de Google Earth consiste en ver tu propia casa, merodear por los alrededores y comprobar cómo se inserta tu vivienda en el conjunto de la ciudad, en el pueblo o en el paisaje.

Los más fantasiosos se pasan horas y horas buscando sorpresas, lugares insólitos y escenas anecdóticas. Viajar y explorar es ahora una experiencia que muchos creen hacer desde casa. Fiel a este idea, la revista Time ha confeccionado una lista con los diez sitios más extravagantes que los internautas han encontrado en Google Earth.

Como en todo juego, la imaginación desempeña un papel clave. Tanto es así que muchos han querido descubrir la Atlántida -una isla mítica desaparecida en medio de algún oceáno- a partir de una retícula dibujada en el fondo del mar en una costa africana. Los propios ingenieros de Google Earth matizaron que sólo eran las trazas dejadas por un artefacto digital creado por el sonar de los barcos.

Las especulaciones sobre el supuesto lago de sangre en la ciudad iraquí de Sadr se propagaron cuando esta gran mancha roja fue localizada en 2007. Alguien dijo que la sangre de los mataderos se vertía por los canales. Fue suficiente para que comenzara a difundirse la macabra leyenda. “Time” se abona a la teoría de que en realidad son aguas residuales y contaminadas.

En el top 10 tambien se ha colado el logo de Mozilla Firefox en medio de un campo de grano en Oregon. No es una casualidad. En 2006 un grupo de aficionados a Linux crearon en una plantación este gigantesco dibujo para celebrar los 50 millones de descargas de Firefox. Totalmente inocente fue la sorprendente ubicacion de varios bloques en la Base Anfibia Naval de Coronado en San Diego. Cuando fueron levantados en 1967 nadié pensó que vistos desde el cielo el conjunto se torno en una nítida esvástica.

Otra captura friki es la del Badlands Guardian, en Alberta, Canadá. Lo que el satélite muestra es el relieve de la cara de un hombre que parece tener colgado en la oreja un auricular. En realidad, no hay nada intencionado: la caprichosa naturaleza erosionó un trozo de tierra arcillosa hasta darle esa forma. Lo del auricular es un pozo de petróleo al que se accede por una carretera que vista desde el cielo parece un cable.

Tampoco ha pasado desapercibido el cementerio de aviones de Arizona, donde se apilan más de 4.000 aeronaves militares cuyo avistamiento ofrece una curiosa estampa. Ni el misil de crucerolanzado en las montaña de Utah, ni el laberinto en unos campos de maiz con la cabeza de OprahWinfrey cultivada por un granjero devoto de la popular presentadora de televisión.

Los misterios que esconde la superficie de la tierra son insondables. Pero para eso está Google Earth y la paciencia de miles de personas que cada día se lanzan a navegar por el mundo con la ayuda del ratón y toneladas de curiosidad.

http://www.larazon.es/noticia/2194-los-sitios-mas-frikis-de-google-earth

Deja un comentario