Buenos días, princesa

Buenos días, princesa

Joder, esto es de una de las miles de animaciones que os he prometido. Me he imaginado al príncipe Felipe dando los buenos días a Letizia de esta guisa, tal y como Roberto Benigni hizo en la ceremonia de los Oscar . He pensado que por muy de la realeza que seas, siempre hay un momento ahí para el histrionismo, más aún cuando estás continuamente cogido por los huevos del protocolo y esas cosas. Has de explotar de algún modo.

El caso es que el tío irrumpe en la habitación conyugal -tras haber hecho el desayuno (hahaha)- y empieza a andar por la estancia gracias al mobiliario, como si fuera un experto traceur.  También enchufaría un loro con este track, para meterse de lleno en el papel.

Bufff, menuda “mesita” me ha salido, ¿eh? Ahí comen tres ejércitos.

Del blog de Perico Romero

Deja un comentario