Revelan nuevos detalles sobre el hundimiento del Titanic

Un nuevo libro afirma que el timonel “entró en pánico” ante la orden de cambiar de dirección para esquivar el iceberg y giró en sentido contrario.

Revelan nuevos detalles sobre el hundimiento del Titanic

El Titanic no se hundió porque su tripulación no alcanzó a divisar con tiempo el iceberg que terminó hundiéndolo, si no porque el oficial que estaba a cargo de la navegación giró en la dirección incorrecta al tratar de esquivarlo, revela un nuevo libro que aborda la tragedia del legendario transatlántico.

La novela “Good as Gold” fue escrita por Louise Patten, nieta de Charles Lightoller, segundo oficial del Titanic, y sobreviviente del hundimiento.

Patten afirma que su abuelo presenció el momento en el que el timonel erró al girar para evitar el iceberg. La fatal confusión habría sido a raíz de que en el transatlántico había dos sistemas de gobierno sometidos a dos mandos distintos, uno frente al otro, ya que era un momento de transición de la navegación a vela a la de vapor.

“Crucialmente, los dos sistemas de maniobra se oponían”, explica Patten. En el viejo sistema, había que girar el timón en dirección opuesta a la que uno quería que fuera el barco, y en el nuevo, en el mismo sentido. Ante la orden de cambiar el curso del transatlántico para esquivar el gigantesco bloque de hielo, el oficial “entró en pánico”, se confundió y fue así “que la orden de virar hacia la izquierda fue entendida como girar a la derecha, y eso provocó la colisión fatal.

El abuelo de Patten murió antes de que ella naciera, pero la mujer se crió con su abuela, quien le contó la historia. “Cuando era adolescente estaba fascinada con el Titanic. Ella me contó exactamente lo que pasó aquella noche (del hundimiento) y nos pasábamos horas hablando de ello”, agregó.

Según contó la autora del libro, su abuelo guardó el secreto durante años para no manchar la reputación de su compañero ni de la empresa propietaria del Titanic, la White Star Line.

http://www.clarin.com/sociedad

Deja un comentario