R.I.P.: Eddie Fisher

A los 82 años de edad murió Eddie Fisher.

R.I.P.: Eddie Fisher

Fue ídolo de las adolescentes norteamericanas en los mediados del pasado siglo. Su romance con Debbie Reynolds fue la historia sentimental de la época. Recién había acabado la Segunda Guerra, y Hollywood quería renovar la imagen de la felicidad doméstica, tan bruscamente rota por aquel conflicto. Para eso usó también a Janet Leigh y Tony Curtis; a Paul Newman y Joanne Woodward.

Pero los sueños de Hollywood son frágiles. Eddie Fisher se convirtió en villano cuando se divorció de la dulce Debbie Reynolds para casarse con la vampiresa Elizabeth Taylor. Luego fue objeto de risa universal: Liz le puso el cuerno con Richard Burton, y lo dejó por él.

Hice teatro en mi primera juventud. Debuté en escena con un silencioso papel de dos segundos: “Sombra que pasa”. Todos los artistas, aun los más grandes, son también sombras que pasan. Pueden llegar a estrellas, pero serán fugaces siempre. Sin embargo su imagen permanece. Amables sombras, están aquí y se van. Se van, y están aquí.

Armando Fuentes Aguirre/mirador

Deja un comentario