Mirador

Mirador

– Las estrellas que vemos quizás no existen ya, -siguió diciendo el astrónomo a su pequeño hijo-. La luz viaja 300 mil kilómetros cada segundo, pero algunos de esos astros se encuentran a una distancia tan grande que la luz que nos llega de ellos fue emitida hace quizá millones de años. La estrella que vimos apagarse ahora se apagó hace mucho tiempo. Lo que acabamos de ver es el fantasma de un astro que no existe ya.

El niño pensó por un momento y luego dijo:

-Si eso sucede con la estrella que es vista, ¿no pasará lo mismo con el hombre que la ve? ¿No seremos acaso hombres que vivieron hace mucho, mucho tiempo, y cuyas acciones y pensamientos apenas ahora llegan a ser percibidos? ¿No seremos también nosotros fantasmas de seres reales que alguna vez vivieron, pero que en realidad no viven ya?

El astrónomo quedó en silencio. Desde entonces se le ha visto muy pensativo.

Armando Fuentes Aguirre

Deja un comentario