Bicentenario de la Pobreza y Centenario de la Ignorancia

Bicentenario de la Pobreza y Centenario de la Ignorancia
Desde el año pasado hemos sido bombardeados por los medios de comunicación y los políticos de publicidad para celebrar el bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución Mexicanas. Qué cosa más absurda y patética…
Ahora todo es bicentenario, que si la Torre Bicentenario, el Circuito Bicentenario, el Parque Bicentenario, el Puente Bicentenario, el Segundo Piso Bicentenario, el Hombre Bicentenario (ahhh no, ese no, pero igual es patético) solo faltan los Condones Bicentenario.
Esta celebración se ha convertido en un pretexto para hacer grandes obras de gran visibilidad que justifiquen los pocos tamaños y grandes egos de nuestros gobernantes, específicamente los gobernadores del Distrito Federal, Estado de México y desde luego nuestro actual presidente, que dicen las malas lenguas que lleva ya un buen rato de fiesta con eso de que siempre carga con una botella de brandy por si “cae la banda a celebrar” y para olvidar las penas.
¿Pero qué es lo que hay que celebrar? ¿Una independencia creada por hombres sedientos de poder? ¿O me dirán que gracias a eso somos un pueblo libre y soberano? Porque yo no he visto que el pueblo sea libre. La independencia la fraguaron los hombres poderosos de la clase media en la Nueva España que querían tener puestos de gobierno más altos los cuales solo se les otorgaban a los españoles peninsulares (dígase de los que si nacieron allá en la tierra de la fabada), pero nunca para ayudar al pueblo, el cual solo sirvió como carne de cañón, ¿O ya se les olvido cuando supuestamente “ganamos” quien nos gobernó? Un autoproclamado “EMPERADOR” que fue dejando el poder a la nueva clase política mestiza que se lleno de poder y riquezas, las riquezas que antes se mandaban a España y ahora se quedaban en manos de esos pocos “libertadores”. ¿Y el pueblo? En el campo muriéndose de hambre, como siempre.
Bicentenario de la Pobreza y Centenario de la Ignorancia
Pasan algunos años y entre una guerra contra el gabacho, reelecciones a cada rato del General Santa Anna, otra guerra contra los franchutes, y por ahí que aparece Don Benito Juárez, indígena leído y culto, según dicen, que logra crecer en aquella sociedad política atascada de nuevo ricos europeos. Si fue buen o mal presidente no lo sé, pero sí hizo cosas que le aplaudo de pie como lo fue el quitarle a la Iglesia Católica el poder político sobre México, como sabemos gran parte del gobierno estaba apoyado y controlado por la Iglesia, muchas decisiones de lo que pasaba en México venían directo del Vaticano, la acumulación de riqueza y propiedades que la Iglesia poseía en México eran excesivas y en detrimento de la sociedad, y el Presidente Juárez los puso en su lugar.
¿Qué hace la Iglesia apoyada por el Vaticano y los franceses? Imponernos a otro emperador, pero grata sorpresa se llevaron al darse cuenta que nos mandaron a un europeo socialista que en vez de regresarle ese poder a la Iglesia solo confirmo y apoyo lo ya hecho por Juárez, aunque al final Maximiliano fue fusilado, e independientemente de sus preferencias sexuales cuestionables y la esposa infiel (con razón) y que se hacía pasar por loca que le tocó, su aportación a México fue mayor que la de muchos presidentillos y revolucionarios de quinta.
Bicentenario de la Pobreza y Centenario de la Ignorancia
Después llega el que a mi parecer es el personaje más polémico en la historia mexicana, el General Porfirio Diaz, héroe de las invasiones extranjeras, su historial militar es notable, incluso el tiene el verdadero crédito de varias batallas (¿Se acuerdan de la Batalla de Puebla según esto ganada por Ignacio Zaragoza? ¿Quién creen que fue el verdadero ganador de ese día que hasta de asueto se considera? Obviamente Don Porfirio). Su gestión como ya comente es muy polémica, hay quienes lo alaban pero la historia lo condena como paso con muchos otros personajes, recuerden que la historia la escribe el ganador, y eso conlleva datos inexactos, heroísmos excesivos y villanos imperdonables.
Don Porfirio le dio a este país muchas cosas, gracias a el tuvimos electricidad, el arte se volvió parte de la cultura mexicana, el Centro Histórico de la Ciudad de México se embelleció con muchos de los edificios más impresionantes que hoy en día siguen de pie, incluido el palacio de Bellas Artes, y lo más importante, construyó una red de ferrocarriles que conectaba a las ciudades y rutas comerciales más importantes de México. Lo malo, dejo a los sectores primarios abandonados, la pobreza creció, los dueños de haciendas se hacían más ricos mientras la gente apenas tenía para comer sin poseer un patrimonio mínimo para la familia, las huelgas terminaban con violencia y los grandes avances en tecnología y arte solo eran disfrutados por la parte adinerada de la población.
Bicentenario de la Pobreza y Centenario de la Ignorancia
Llega la Revolución, en 1910, justo 100 años después de la Independencia, las clase campesina y obrera del país se levanta en armas dirigidos por el visionario Francisco I. Madero para derrocar a Porfirio Diaz y su elite wannabe europea que succionaban los fluidos vitales de la sociedad mexicana. Acto seguido aparecen caudillos y revolucionarios buscando poder con el pretexto de apoyar la lucha, háblese de Victoriano Huerta, Venustiano Carranza, Alvaro Obregon y demás personajes que después se mataron entre ellos para conservar el poder. No incluyo a Emiliano Zapata y a Pancho Villa ya que son dos casos aparte que a pesar de sentarse en la silla presidencial (que by the way se ve que era bien incomoda) nunca buscaron llevarse ese hueso y mejor se quedaron en sus respectivas áreas apoyando al pueblo.
Bicentenario de la Pobreza y Centenario de la Ignorancia
¿Esto es lo que celebramos? Que un grupo de bandidos hayan repartido la tierra entre los campesinos (lo cual fue bueno) pero que en sus ansias de poder se hayan olvidado de toda esa gente (¿ya no tan bueno verdad?). ¿Se acuerdan de la red de ferrocarriles que Don Porfirio construyo? Pues fue abandonada, dejada en el letargo, terminamos con un sistema ferroviario viciado por el sindicato, con una tecnología de antaño que se volvió una carga más que un medio de transporte y distribución efectiva. Tuvieron que pasar muchos años, hasta que Carlos Salinas se aplico con las carreteras para que muchas ciudades y poblaciones pudieran ser accesibles. En cambio en los países primermundistas el ferrocarril fue y sigue siendo un eje esencial para el funcionamiento del país, aquí nos emocionamos cuando vemos un tren pasar con sus vagones oxidados y a punto de caerse a pedazos.
¿Y saben que fue lo más importante que nos dejo la Revolución? ¡¡¡Al PRI!!! Aquel partido político que por más de 70 años nos gobernó a su antojo, que nos mantuvo en un imperio disfrazado de democracia por tanto tiempo y que vicio la política mexicana al punto de que ahora ningún partido da el ancho para poder sacar a este país adelante.
Repito ¿esto celebramos? La pobreza en México sigue siendo altísima, mas de 40 millones en pobreza extrema, la economía está para llorar, la clase política es la peor calificada de la historia y cada año nos prometen una y otra vez que todo va a mejorar y lo que pasa es todo lo contrario, creo que no hay nada que celebrar.
Por desgracia vamos a seguir viendo fiestas, monumentos, y la palabra “BICENTENARIO” por todas partes, y pues sí, creo que debemos festejar nuestro Bicentenario de la Ignorancia y la Pobreza, porque desde que somos un pueblo libre lo único que ha hecho esta nación es hundirse más en el lodo.
Que quede claro que amo México, amo la cultura, amo los lugares que tenemos, amo a la gente cuando se comporta sin caretas ni vicios, amo las playas, la biodiversidad y el clima que tenemos, amo la comida que preparamos, pero eso no me quita el asco y el rechazo a portarnos como unos hipócritas que aplaudimos a los famosos aunque nos estén pisando la yugular con el pie.
He dicho…
Bicentenario de la Pobreza y Centenario de la Ignorancia
PD- ¿No me digan que son de los que siguen creyendo que los aztecas en verdad buscaban al águila sobre un nopal?

www.casosdelavidairreal.blogspot.com

Deja un comentario