¿Tlacotalpan o Venecia?: la joya mexicana que se hunde bajo el agua

¿Tlacotalpan o Venecia?: la joya mexicana que se hunde bajo el agua

Paseando por las calles de Tlacotalpan es difícil creer que alguna fue alguna vez un pueblo sobre tierra firme.

Este hermoso puerto ribereño colonial español, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, se deteriora bajo las aguas del río Papaloapan.

Las inundaciones no han dado tregua y la imagen de la tragedia de Veracruz es, sin duda, Tlacotalpan, cuyas anchas calles y modestas casas de una exuberante variedad de estilos y colores se encuentran bajo el agua y expuestas al deterioro permanente. Sus vecinos -más de 8.000- han sido desalojados y en sus calles, los pescadores parecen gondoleros de una peculiar Venecia caribeña.

Aquí no hay bicentenario
Mientras México celebra por todo lo alto lo que el gobierno llama «la celebración más grande y espectacular» por los 200 años de su independencia, en Tlacotalpan un sólo un cartel recuerda el bicentenario y sus habitantes no tienen ganas de fiesta.

En una pared del café Colonial invadido por el agua, el cartel con el fondo de la bandera mexicana que invita a “celebrar unidos” ha logrado sobrevir a las inundaciones que obligaron a evacuar a la mayoría de los 8.500 habitantes de esta hermosa localidad ribereña.«Nos dicen que viene el gobernador a celebrar, nos vamos a distraer un tantito de entre tanta agua», dice Antonio, un pescador de 38 años, que se afana en buscar comida para sus hijos.

Más de una tercera parte del estado costero del golfo de México fue inundada y según el gobernador Fidel Herrera hay 500.000 afectados. La Comisión Nacional del Agua advierte que en las próximas semanas se prevé más lluvia, conforme avance la temporada de huracanes en el Atlántico.

Tras el cierre parcial de las compuertas de dos represas, el río ha bajado su caudal y permite que emerjan algunos puntos del casco histórico de Tlacotalpan como la plaza principal.

Allí soldados de la Marina limpian el barro y acondicionan la zona para la celebración del «grito de independecia», pero aún así…  Es difícil creer que Tlacotalpan fue alguna vez un pueblo sobre tierra firme.

Patrimonio cultural desde 1998
El director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Alfonso de María y Campo, admitió esta semana que hay preocupación por los daños que puede dejar la inundación en la urbe. «No podemos en este momento hablar de cifras de daños, que esperamos no sean irreversibles», afirmó.

En diciembre de 1998 Tlacotalpan fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) debido a su trazado urbano y a la arquitectura y edificaciones de los siglos XVIII y XIX.

La Catedral de la Virgen de la Candelaria, el Santuario de San Cristóbal y la Iglesia de San Miguelito, todas erigidas a finales del siglo XIX, son parte de una riqueza cultural que incluye además el Teatro Nezahualcoyotl, mandado construir por el presidente mexicano Porfirio Díaz. Pero el pequeño poblado es más que casas y edificaciones. Es la cuna del reconocido compositor mexicano Agustín Lara -«El Flaco de Oro»- uno de los más populares de su tiempo.

En el siglo XVII fue una de las zonas clave en los enfrentamientos entre los españoles y los piratas ingleses. Ahora, sólo batallan contra el agua.

larazon.es

Deja un comentario