Simplemente Vettriano…


Cada una de las pinturas de Vettriano esconden una historia, no importa la simplicidad de los elementos con que decora sus escenas, en ellas el ser humano revela sus emociones menos expuestas; la mirada del pintor parece ser la de un Voyeur, alguien que disfruta con la contemplación, que no influencia ni interviene;las cosas suceden y este testigo reproduce lo que nadie más ve; en estas series que parecen una narración en la que las cosas suceden siempre de noche y bajo techo, en donde las mujeres parecen tener una especial manera de influenciar lo que sucede a su alrededor, Vettriano hace gala de quizás lo más logrado de su arte, la capacidad de reproducir la turbación del ser humano, de ponerle colores a la seducción, de capturar la sonrisa cómplice, el gesto resignado, de no necesitar palabras para describir la pasión que puede suscitar una mujer…

El extraño encanto de Jack Vettriano

La primera vez que vi una pintura de Jack Vettriano, no sabía que se trataba de el, ni que aquella pintura se titulaba “The Billy Boys”; se trato como la mayoría de cosas que nos suceden, de una casualidad.

La pintura adornaba la portada de los Detectives Salvajes, en la edición de Anagrama, y por mucho tiempo la evocación de tránsito que encontraba en la pintura, me parecía una insuperable alegoría a la novela.

Simplemente Vettriano...

www.solitarioyfinal.blogspot.com

Deja un comentario