Otros 365 días tirados a la basura

Otros 365 días tirados a la basura

¿Recuerda alguien los 10 grandes compromisos anunciados hace un año por el presidente Calderón para relanzar al país? Que nadie se sienta incómodo por la desmemoria, porque de los 10 prácticamente no progresó ninguno.

El del 2 de septiembre de 2009 fue un discurso impecable. El Presidente hizo un diagnóstico lógico de la crisis y una autocrítica creíble. Trazó una ruta a seguir y arengó como estadista a dejar atrás mitos, prejuicios, tabúes. Pero 365 días después, la percepción es de un fracaso aún más grande.

Sólo una de las 10 propuestas avanza con razonable consistencia: la cobertura universal de salud para finales de sexenio. Una más fue puesta en marcha hace apenas unos días: la reforma regulatoria de fondo.

Las otras ocho son, o una fantasía:

• Frenar el crecimiento de la pobreza.

• Lograr una educación de calidad y “superar el marasmo de intereses en el sector”; O una buena intención:

• Reforma hacendaria que reduzca la evasión fiscal y aumente la base gravable.

• Reforma de telecomunicaciones;

Si no es que un fiasco redondo:

• Reforma energética de segunda generación.

• Reforma laboral.

• Fortalecimiento de las autoridades locales en la lucha contra el crimen.

• Reforma política de fondo.

¿En qué otro país hay una discrepancia más grande entre la propuesta y la ejecución? ¿Qué se puede hacer para que nuestros políticos (todos) tomen conciencia de su perversa deshonestidad ejecutiva?

Y así se fueron otros 365 días a la basura. Mientras el mundo se levanta de la crisis y mira para adelante, nosotros, cada vez más asolados, afligidos, atrasados e insignificantes, seguimos repartiéndonos culpas a diestra y siniestra.

¿Quién está haciendo algo eficaz por los mexicanos?

Ciro Gómez Leyva/mileniodiario

Deja un comentario